Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Policía catalana busca a dueño de librería nazi

dw.com dw.com 09-07-2016

La Policía catalana precintó la librería nazi “Europa” en Barcelona y busca a su propietario, en el marco de una operación contra una organización dedicada a la producción, distribución y venta de material que difunde la ideología del nacionalsocialismo.

Los Mossos d'Esquadra tienen orden de detener a Pedro Varela, con antecedentes por difundir ideas genocidas y negar el Holocausto judío, después de que éste no se presentara voluntariamente por la mañana de este sábado (09.07.2016) en comisaría.

Varela acumula dos condenas por distribuir libros de temática nazi y está a la espera de un tercer juicio por editar “Mein Kampf”, de Adolf Hitler, sin tener los derechos. Su librería y su domicilio fueron registrados el viernes en una operación policial en la que se detuvo a cuatro personas y se requisaron más de 15.000 ejemplares que enaltecen y justifican el genocidio nazi y que fomentan la discriminación y la violencia respecto a determinadas razas, etnias o colectivos, así como material informático.

El propietario no pudo ser detenido porque no se encontraba en ninguno de los dos inmuebles pero prometió personarse por la mañana en una comisaría de Barcelona. Al no hacerlo, la Policía catalana emitió una orden de busca y captura.

Según la investigación, los dos arrestados el viernes, -dos españoles y dos rumanos-, son presuntos miembros de la cúpula de la organización. Tanto ellos, como Varela, están acusados de asociación ilícita y de delitos contra los derechos fundamentales y las libertades públicas para “fomentar, promover e incitar directa o indirectamente el odio, la hostilidad, discriminación o violencia contra personas grupos o asociaciones por razón de su ideología”.

La librería “Europa” ya ha sido registrada en dos ocasiones. En la primera, en 1996, fueron decomisados cerca de 20.000 libros y Varela fue condenado a siete meses de prisión por apología del genocidio. En la segunda, en 2006, volvieron a detenerlo en otra investigación contra una editorial de ejemplares nazis con sede en su librería. Fue sentenciado a un año y tres meses de cárcel por delitos contra los derechos fundamentales. Entonces se requisaron cerca de 5.000 volúmenes que almacenaba en el local. (dpa)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon