Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Putin se reúne por separado con Cameron y con Hollande

dw.com dw.com 05-06-2014 Deutsche Welle

Es el primer contacto cara a cara del mandatario ruso con líderes occidentales desde que empezara la crisis de Ucrania. Levanta grandes expectativas su encuentro mañana con Angela Merkel.

Por primera vez desde la crisis en Ucrania, el presidente ruso, Vladimir Putin, se reunió hoy con líderes occidentales. Primero mantuvo un encuentro en el aeropuerto parisino Charles de Gaulle con el primer ministro británico, David Cameron, que le transmitió "algunos mensajes muy claros", según palabras de una portavoz de Downing Street.

Luego, fue recibido por el presidente francés, Francois Hollande, en el Elíseo, y mañana hablará con la canciller alemana, Angela Merkel. Y, según medios franceses en ese encuentro en Deauville habrá incluso un plan sobre la mesa sobre cómo desactivar la mayor crisis de seguridad en Europa desde el fin de la Guerra Fría.

Cameron, firme; Hollande, discreto

Cameron le comunicó a Putin que cree que existe "la posibilidad de una Ucrania exitosa, pacífica y estable". Sobre todo ahora, que hubo elecciones presidenciales. "Pero el status quo, la situación tal como está en estos momentos, no es aceptable y debe modificarse", dijo el premier británico según su portavoz.

Aún no está claro si al margen de los festejos por el Día D en Normandía el jefe del Kremlin también se reunirá con el presidente estadounidense, Barack Obama. Mientras que en el encuentro con Cameron al parecer no hubo apretón de manos, Putin y Hollande sí se dieron la mano al inicio de la reunión, de la que no trascendieron detalles.

Putin y Obama

Con quien no está claro todavía que se vaya a reunir el mandatario ruso es con el presidente estadounidense Barack Obama. Pero ambos se enviaron mensajes sobre la crisis de Ucrania. Obama, por ejemplo, durante la cumbre del G7 que se celebró hasta hoy en Bruselas, instó al mandatario ruso a que "aproveche la oportunidad" para reconducir la crisis en Ucrania, lo que pasa por reconocer y negociar directamente con el presidente electo, Petró Poroshenko, "el legítimo líder".

Quienes sí se reunieron fueron sus respectivos números dos: el secretario de Estado John Kerry y el ministro de Exteriores ruso Serguéi Lavrov. Este exigió a aquel que ejerza su influencia sobre el electo presidente ucraniano Poroshenko para que detenga "la operación antiterrorista" de Kiev en el este del país. "Cada vez mueren más personas ajenas al conflicto", objetó.

Ambos no ocultaron las diferencias que existen en el enfoque de sus respectivos gobiernos ante la crisis. No obstante, según destacó el ruso, existe consenso entre las partes en cuanto a que Ucrania no puede convertirse en una lucha de conflicto entre oriente y occidente.

LGC (dpa / EFE)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon