Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rechazo unánime a la ampliación de los asentamientos israelíes

dw.com dw.com 06-07-2016
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en un acto público el domingo en Uganda. © 2016 DW.COM, Deutsche Welle El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en un acto público el domingo en Uganda.

Washington denuncia un "proceso sistemático" para apropiarse territorios palestinos y la UE pide que se revierta la deción anunciada el domingo de construir 800 nuevas viviendas.

La aprobación por parte del Gobierno israelí para construir 800 nuevas viviendas en asentamientos enclavados en territorio palestino ha desatado una oleada de rechazo internacional. Estados Unidos ha sido el último en expresar sus quejas este martes (05.06.2016) sobre lo que considera un "proceso sistemático" por parte de Israel para apropiarse de tierras palestinas. Algo que, a juicio de Washington, mina el proceso de paz y "las perspectivas de una solución de dos Estados", dijo el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, John Kirby, en su rueda de prensa diaria.

La Unión Europea pidió previamente a Israel que revocara su decisión, anunciada el domingo como respuesta a la ola de ataques palestinos. El plan israelí prevé la construcción de unas 560 casas en el asentamiento de Ma'aleh Adumim, en Cisjordania, y unas 240 en los asentamientos de Pisgat Zeev y Har Homa, en Jerusalén Este, entre otros. También países del bloque, como el Gobierno interino de España, que los consideró "ilegales a la luz del derecho internacional" y "un obstáculo para la viabilidad de la solución de dos Estados", plantearon independientemente sus quejas.

Rechazo de Naciones Unidas

Incluso Naciones Unidas, a través de un comunicado de su secretario general, Ban Ki-moon, criticó el anuncio que, según él, "plantea preguntas legítimas sobre las intenciones a largo plazo de Israel, que se ven agravadas por continuas declaraciones de algunos ministros israelíes pidiendo la anexión de Cisjordania". Ban reitera que "los asentamientos son ilegales, según el derecho internacional, e insta al Gobierno de Israel a detener y revertir este tipo de decisiones en interés de la paz".

La primera en condenar la "expansión ilegal de asentamientos" fue la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). "Denunciamos duramente los planes del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y del ministro de Defensa, Avigdor Lieberman", indicó la responsable del departamento de Cultura e Información de la organización, Hanán Ashrawi, en un comunicado emitido la madrugada del martes en el que llegaba a hablar de que las autoridades israelíes pretenden una limpieza étnica de la zona.

La organización israelí Shalom Ajshav (Paz Ahora, en hebreo) condenó igualmente la decisión y advirtió que "Nuevas construcciones en los asentamientos no impedirán las próximas víctimas, sino que reforzarán el extremismo en ambas partes. La verdadera respuesta al terrorismo es acabar con la ocupación y alcanzar un acuerdo negociado", concluye la ONG en un comunicado.

LGC (dpa / EFE)


Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon