Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ricardo Paredes: "La apariencia de los estudiantes no influye en su rendimiento"

La Tercera La Tercera 23-02-2016

© La Tercera Para los estudiantes, el tema de la presentación y las sanciones siempre ha sido relevante. Algunos de los dirigentes por mucho tiempo han estado en contra del uniforme y la prohibición de asistir a clases en la forma que deseen. A pesar de que la Superintendencia de Educación señaló que los colegios pueden sancionar a los alumnos por no cumplir normas de presentación, para los estudiantes esta nueva norma es un avance.

La Superintendencia de Educación señaló que los colegios podrán sancionar a los alumnos, pero no suspenderlos, ¿qué le parece esta disposición?

Nosotros apoyamos la Ley de Inclusión justamente por este tipo de normativas, con las que se dejará de discriminar a los estudiantes por cosas que no tienen que ver con lo netamente académico. Hemos sido firmes en el hecho de que la apariencia de los estudiantes no influye en su rendimiento en la sala de clases. Esta noción se ha perpetuado por mucho tiempo, desde la dictadura, de que debía haber una uniformidad. Nos parece importante de que al fin nos empecemos a concentrar en lo que es importante, que es el proceso de aprendizaje del estudiante.

¿Concuerdas con la superintendencia?

Es un gran paso que ya no existan estas sanciones como suspensiones de clases, que significa perder una jornada escolar completa. Tenemos que seguir avanzado en otras definiciones. Se deja esta puerta abierta. Es una gran ganancia, ya que significa la no discriminación por apariencia, que es algo que dentro de la juventud se pide mucho, la autenticidad, los distintos estilos, etc.

Algunos sostenedores están preocupados por lo que pueda provocar esta normativa.

Si me dicen que es libertinaje porque un estudiante tiene el pelo largo o un aro, etc., no creo que sea así. Libertinaje sería que los estudiantes no fueran a clases o no hicieran nada durante la jornada escolar. Es más, decir que una persona se comportará de cierta forma por cómo se viste es un prejuicio social que hay que comenzar a desmitificar. Es por esto que siempre hemos rechazado el tema de la uniformidad. Es un prejuicio decir que porque estamos todos ordenados, somos mejores estudiantes.

Ustedes consideran que la Ley de Inclusión ya es un avance ¿Qué es lo que falta?

Queremos avanzar hacia los consejos escolares resolutivos para todos los estudiantes del sistema que reciban aportes estatales. Eso es el 93% de la matrícula nacional. Buscamos que esos estudiantes, los sostenedores y comunidades educativas, puedan elegir de manera colegiada, cuáles son las reglas. Eperamos que esto se amplíe a todos los estudiantes con voz y voto, ya que hoy solamente el 35%, la matricula pública tiene esta posibilidad con el nuevo proyecto impulsado por el gobierno.

Más de La Tercera

image beaconimage beaconimage beacon