Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Santos a los guerrilleros que rechacen la paz: "terminarán en una tumba o en una cárcel"

dw.com dw.com 07-07-2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

El Gobierno colombiano responde así a la decisión del frente primero 'Armando Río' de las FARC de no acogerse al proceso de paz y a la invitación que hace al resto de combatientes a unírseles.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, advirtió este miércoles (06.07.2016) a un frente de las FARC que estaría en desacuerdo con el proceso de paz que si no se une a los diálogos será combatido con dureza y perderá "su última oportunidad". Durante una visita al departamento de Guaviare, Santos se refirió al comunicado en el que el frente primero "Armando Río" de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia anunció a través de panfletos que no entregará las armas y que seguirá "en la lucha por la toma del poder del pueblo y para el pueblo".

Son apenas sesenta combatientes, aunque influyentes, que operan en ese selvático departamento del Guaviare, en el sureste del país. Además, proponen a todos los guerrilleros que no estén de acuerdo con la negociación que se unan a ellos.

"Cualquiera que tenga alguna duda es mejor que la deje a un lado y se acoja (al proceso), porque es la última oportunidad que tiene para cambiar de vida. De otra forma, se los aseguro, terminarán en una tumba o en una cárcel", sostuvo. Santos advirtió que el acuerdo de paz permitirá concentrar las fuerzas militares contra "quienes se queden por fuera de los diálogos".

"El frente primero de las FARC 'Armando Ríos' no se desmovilizará, por considerar que la política del Estado colombiano y sus aliados sólo buscan el desarme y la desmovilización de las guerrillas. Morir sí, traición no. Luchamos para vencer no para ser vencidos", concluye el texto revelado por la emisora Caracol Radio. El grupo entiende que los acuerdos no solucionan los problemas sociales ni económicos que originaron el levantamiento en armas hace medio siglo.

En medio de esta polémica, uno de los jefes negociadores de las FARC en el proceso de paz, Humberto de la Calle, anunció desde La Habana que varios jefes guerrilleros viajarán a Colombia para verificar las condiciones para dejar las armas y para dar a conocer a sus tropas los términos del acuerdo de paz. "Esta no es una concesión a las FARC. Es por el contrario un escenario necesario para preparar la implementación de los acuerdos de cese al fuego y dejación", aseguró De la Calle. En lo que sí parece una concesión a los negociadores y un gesto conciliador por parte del Gobierno, otro de los jefes negociadores, Luciano Marín Arango alias 'Iván Márquez' viajó a la ciudad de Neiva para asistir al sepelio de su madre.

LGC (dpa / EFE / Reuters)


Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon