Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Santos denuncia una campaña criminal

INFOnews INFOnews 09-05-2014 INFOnews
Photo © infonews Photo

Nota de Tiempo Argentino

El presidente colombiano Juan Manuel Santos dijo ayer que el espionaje ordenado para sabotear el proceso de paz entre su gobierno y las FARC no es un acto de "guerra sucia" de la campaña para los comicios del 25 de mayo, sino un "crimen", y que el responsable "debe pudrirse en la cárcel". El jefe de Estado no nombró a su contendiente de la ultraderecha, Óscar Iván Zuluaga, pero todo apunta a que se refería a él. "Esto ya no es guerra sucia, esto es un crimen, porque lo que se busca es tratar de matar la esperanza de los colombianos. Es un delito y no sé por qué quieren matar la esperanza de los colombianos con la paz", dijo el presidente en una entrevista radial. El escándalo empezó el martes, cuando la Fiscalía General anunció la captura de un hacker identificado como Andrés Sepúlveda, quien espiaba cuentas de correo electrónico estrechamente vinculadas con las negociaciones de paz que se realizan en Cuba. El lunes, había renunciado a la jefatura de la campaña de Santos el venezolano Juan José Rendón, acusado de haber recibido 12 millones de dólares de jefes del narcotráfico.

Según el fiscal general, Eduardo Montealegre, Sepúlveda y su equipo lograron penetrar en las cuentas del jefe de prensa de las FARC en La Habana, de dos periodistas cubanos que cubren las conversaciones y del gobierno colombiano. La Fiscalía señaló que el hacker posiblemente también accedió a cuentas de correo de Santos y de miembros del equipo de negociación del gobierno y las FARC.

La controversia creció cuando se supo que Sepúlveda, su esposa (la actriz y comunicadora Lina Luna), un hermano y un tío trabajaban en el equipo de redes sociales de la campaña de Zuluaga, el candidato de Centro Democrático (CD), liderado por el ex presidente Álvaro Uribe, senador electo y principal enemigo del proceso de paz.

Una de las primeras consecuencias fue la renuncia del ex diplomático Luis Alfonso Hoyos, jefe de la campaña de Zuluaga, quien debió dejar el cargo tras comprobarse que había ido con el hacker a entrevistarse con las autoridades del canal RCN para ofrecerles una información que, según dijeron, podía hacer caer el diálogo de paz y destruir la imagen de Santos. El director de noticias del canal, Rodrigo Pardo, dijo que la información no fue divulgada porque se confrontó con otras fuentes y no era sólida.

Según el periodista, Hoyos y Sepúlveda juraron tener información de que las FARC estarían ejerciendo presiones para respaldar la campaña reeleccionista de Santos. El diario El Espectador agregó que, en charlas privadas, el hacker decía que contaba con información sensible sobre las conversaciones de paz que, de ser publicadas, podrían terminar con ese proceso y con Santos. Sepúlveda, aseguró que él era quien manejaba "las cosas que no se pueden saber".

"En una campaña están los que figuran y los que están detrás. Yo soy uno de los últimos", comentaba, tras ufanarse de que era capaz de hurgar en las casillas de correo y de todo lo que un candidato escribiera en sus cuentas de WhatsApp o Blackberry. "En fin, aseguraba estar capacitado para interceptar las cuentas de los políticos para utilizarlas en una campaña sucia", escribió El Espectador. «

El submundo de los estrategas más exitosos

La renuncia del venezolano Juan José Rendón –acusado de haber recibido 12 millones de dólares de jefes del narcotráfico– al equipo de campaña de Juan Manuel Santos y la detención del hacker Andrés Sepúlveda –que espiaba para el opositor Óscar Iván Zuluaga para dinamitar el diálogo de paz con la guerrilla– dejaron al descubierto un submundo en el que se entremezclan personajes que hoy están enfrentados pero que hasta ayer nomás compartían aventuras bajo otros cielos.

Rendón y Sepúlveda trabajaron juntos en el equipo de campaña que, en 2012, llevó a Enrique Peña Nieto a la presidencia de México. Ayer, las investigaciones periodísticas fueron cerrando el círculo. Se supo entonces que el espía es esposo de la comunicadora y actriz Lina Luna, quien desde enero de este año trabaja para Zuluaga en asesorías y estrategia, pero que entre 2011 y hasta diciembre de 2013 operó junto con Rendón, en las oficinas de campaña de Santos.

Después fue el propio Centro Democrático, el partido de Zuluaga, el que a través de un comunicado confirmó los detalles de lo asegurado por los medios y precisó que fue Lina Luna la que llevó al comité de campaña a su esposo y a un tío y un hermano de Sepúlveda. Todos son los que el miércoles quedaron al descubierto cuando la Fiscalía General puso fin a la nueva aventura del espía de Zuluaga. 

Más de INFOnews

image beaconimage beaconimage beacon