Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Talibanes liberan al único prisionero de guerra de EE.UU.

dw.com dw.com 31-05-2014 Deutsche Welle

El sargento Bowe Bergdahl fue capturado en circunstancias desconocidas en junio de 2009. A cambio, Estados Unidos entregará a cinco talibanes.

Estados Unidos consiguió la liberación del único soldado de sus fuerzas que figuraba como prisionero de guerra. El sargento Bowe Bergdahl estuvo en poder de los talibanes desde el 30 de junio de 2009, luego de caer en sus manos en circunstancias desconocidas. Tras largas negociaciones, donde Qatar jugó un papel importantísimo, Washington consiguió su liberación a cambio de cinco talibanes que estaban detenidos en Guantánamo.

La noticia fue entregada por el mismo presidente Barack Obama este sábado (31.05.2014) mediante un comunicado, donde señala que “el pueblo estadounidense está complacido de poder dar la bienvenida a casa al sargento Bowe Bergdahl, quien estuvo cautivo por casi cinco años”. El soldado ahora se encuentra en manos de las fuerzas estadounidenses y está siendo sometido a exámenes médicos, aunque todo indicaría que está bien.

“En nombre del pueblo estadounidense, me sentí honrado de poder llamar a sus padres para expresarle nuestra dicha de que esperamos su retorno a salvo, teniendo en cuenta su valentía y sacrificio en esta dura experiencia", expresó el mandatario estadounidense. La entrega se realizó de forma pacífica en territorio afgano, donde las Fuerzas Especiales jugaron un papel en la recepción del sargento de infantería.

Liberados, a Qatar

Según CNN, Bergdahl –de 27 años– escribió en un papel “SF?” (Special Forces?) y lo pasó por una puerta. Al recibir una respuesta afirmativa, salió de donde estaba oculto. Las negociaciones para conseguir la liberación del prisionero duraron meses. Estados Unidos y los talibanes usaron como intermediarios a funcionarios de Qatar. De hecho, Obama agradeció las gestiones de un país que, además, se comprometió a mantener en custodia a los talibanes que serán liberados por al menos un año.

“La liberación del sargento Bergdahl es un recordatorio del compromiso inquebrantable de Estados Unidos de no dejar atrás a ningún hombre o mujer de uniforme en el campo de batalla”, agregó Obama. El secretario de Defensa, Chuck Hagel, añadió que el Congreso fue informado del traslado de los cinco prisioneros talibanes a Qatar, país con el que “nos hemos coordinado para asegurarnos de que se implementen las medidas de seguridad necesarias”.

Obama agradeció a Afganistán también, aunque Qatar se llevó las menciones más elocuentes, especialmente al emir Sheikh Tamim bin Hamad Al Thani, “cuya ayuda aseguró la liberación y es un testamento de la alianza” entre los dos estados. Bergdahl, procedente de Idaho, fue capturado en el este de Afganistán por los insurgentes, cuando apenas llevaba dos meses en el país asiático. Entonces los talibanes exigieron un millón de dólares y la liberación de 21 presos a cambió de entregarlo con vida.

DZC (Reuters, EFE, CNN)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon