Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Terremoto político en Francia por el triunfo de la ultraderecha

Tiempo Argentino Tiempo Argentino 27-05-2014 Tiempo Argentino

París, Berlín, Roma, Atenas y Bruselas. Ansa, Télam y dpa

 Partidos euroescépticos y de extrema derecha (ver aparte) registraron un notable avance en las elecciones que culminaron ayer para el Parlamento Europeo, tras un resultado que marca un fuerte giro hacia agrupaciones que quieren limitar los poderes de la Unión Europea (UE) o eliminarla por completo. Los resultados generaron un terremoto en Francia, según palabras del primer ministro Manuel Valls, al confirmarse la victoria del ultraderechista Frente Nacional y por el mal desempeño del partido de gobierno, que quedó tercero. En España se impuso el PP de Mariano Rajoy, en Alemania la CDU de Angela Merkel, en Italia el Partido Democrático del presidente Matteo Renzi y en Grecia hizo lo propio la alianza opositora de la Izquierda Radical (Syriza). Sin embargo, el Partido Popular Europeo (PPE) resultó ganador en las generales, secundado por la Alianza de los Socialistas y Demócratas europeos (S&D). 

El conservador PPE fue ganador de las elecciones, al convertirse en la primera fuerza, con 211 escaños, aunque tendrá 63 bancas menos que en la legislatura anterior. El segundo lugar fue para la Alianza de los Socialistas y Demócratas europeos (S&D) con 193 escaños, tres asientos menos respecto de la conformación actual. Uno de los grandes ganadores del superdomingo electoral fue ultraderechista Frente Nacional (FN) francés de Marine Le Pen, que con su discurso a favor de que Francia abandone el euro y sus posturas xenófobas ganó los comicios con un 25% de los votos, en su primera victoria a nivel nacional y humillando a los partidos tradicionales conservador y socialista.  Los resultados de ayer generaron una compleja situación política para el Partido Socialista francés de François Hollande, que quedó tercero con apenas 14,7 puntos. Para el primer ministro, Manuel Valls, el resultado representa "un terremoto" para Francia, y por el propio Hollande, que convocó a una reunión de urgencia de su Gabinete para hoy para examinar la nueva situación política del país y obrar en consecuencia.  Del otro lado, una exultante Marine Le Pen aseguró que, con estos resultados, se confirma que "los franceses pretenden tomar las riendas de su destino: "No quieren someterse a lo que dicten los burócratas de Bruselas, que no fueron elegidos por el voto ciudadano", aseguró la referente del partido ultraderechista, que propone que su país abandone el euro.  Ayer fueron a las urnas votantes en 21 de los 28 países del bloque, mientras que los otros siete sufragaron a lo largo de cuatro días a partir del jueves pasado, cuando el Reino Unido y Holanda dieron el puntapié inicial a un mega proceso electoral para el que estaban habilitados más de 400 millones de personas.  Los resultados, que se conocerán por completo recién hoy, determinarán los futuros líderes y las políticas comunitarias en cuestiones que van desde el control de fronteras y la inmigración hasta acuerdos de libre comercio con otros países o bloques regionales, entre otras.  Pese al avance de los euroescépticos, los partidos tradicionales proeuropeos fueron los que obtuvieron más bancas y seguirán siendo los grupos más numerosos en el Parlamento Europeo. Pero cunde la preocupación por el avance de los sectores racistas. «

Más de Tiempo Argentino

image beaconimage beaconimage beacon