Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Terrorismo: violencia contra los templos

dw.com dw.com 27-07-2016 Kersten Knipp (RMR/ER)
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

El ataque a la iglesia en Normandía, Francia, es un caso aislado en Europa. Los templos de otras religiones, sin embargo, están desde hace tiempo en la mira de los terroristas. Sobre todo en Oriente Próximo y África.

Las iglesias son también blancoo de ataques: garabatean sus paredes, las deterioran, usan sus fachadas como urinarios. El ataque que perpetraron dos terroristas en la iglesia francesa de Saint-Etienne-du-Rouvray, en Normandía, es sin embargo en Europa un caso aislado. Los terroristas tomaron rehenes, los hirieron y decapitaron a un cura de la comunidad. El presidente del país, Francois Hollande, definió el ataque como una “profanación de la república”, esbozando la dimensión física y simbólica del delito.

En Semana Santa de 2015, las iglesias francesas fueron casi blanco de los yihadistas. Un estudiante argelino, que vivía desde hacía 5 años en Francia, planeaba un atentado en la iglesia Villejuif, al sur de París. El terrorista se hirió con las armas, y los médicos que lo atendieron comunicaron el caso a la policía. No llegó a perpetrar la masacre de casualidad.

Hasta ahora en Europa, sobre todo las sinagogas y las mezquitas eran el objetivo de los ataques. La mayoría de los autores de los delitos procedía del ámbito de ultraderecha o tenía motivación xenofóba. Con la llegada de refugiados a Alemania en 2015, aumentaron también los ataques a mezquitas. En 2010 hubo 23 ataques a mezquitas y en 2015, 75.

Ataques en Cercano Oriente y África

En otras partes del mundo se registran ataques a iglesias desde hace mucho tiempo. El caso quizá más conocido sea el ataque a los fieles coptos en la misa de Año Nuevo en 2011 en El Cairo, donde un terrorista mató a 23 personas, casi 100 resultaron heridas.

En septiembre de 2013, en Peshawar, Pakistán, dos terroristas se inmolaron en el recinto de una iglesia católica. Segaron la vida a 135 personas. En la iglesia había tenido lugar una misa. Cuando los asistentes se dirigían al patio del edificio para celebrar una fiesta, los terroristas hicieron explotar sus bombas. Dos semanas después, dos terroristas motorizados abrieron el fuego contra dos iglesias católicas en Lahore. Allí perecieron 17 personas, y 70 resultaron heridas.

A principios de julio de este año, un yihadista presuntamente del grupo terrorista Boko Haram se voló por los aires en medio de un misa en la ciudad de Potiskum, en el noreste de Nigeria, matando a seis personas. En la ciudad de Foron, noroeste de Abuja, terroristas también pertenecientes a Boko Haram asesinaron a un cura de la “Church of Christ in Nations"

Ataques contra todas las religiones

Con frecuencia tienen lugar atentados en las iglesias católicas en Siria e Iraq. Al igual que en los ataques en Siria, en Nigeria tienen lugar en el marco de la violencia yihadista. Los objetivos no son solo los cristianos, sino todos los grupos declarados como “infieles”. Pero, sobre todo, los musulmanes son víctima de los ataques, en primer lugar los chiítas, aunque los yihadistas también se distancian de los sunitas. Más de cien chiítas fallecieron en Iraq en atentados orquestados por el entonces comandante Abu Musab al Zarqaui de Al Qaeda. Este tipo de masacres tienen lugar con frecuencia en Iraq.

En 2013, la Conferencia Episcopal Alemana y la Iglesia Evangélica en Alemania publicaron un estudio llamado “Informe ecuménico sobre la libertad religiosa de los cristianos en el mundo entero”.

Los motivos para las tensiones, según el informe ecuménico, son diversos. Así se observa en Nigeria, donde gran parte de la violencia procede del grupo terrorista Boko Haram. Pero, “la publicidad agresiva de las iglesias contribuye a la polarización como también el conflicto por los derechos sobre las tierras entre los autóctonos y los pobladores, o entre los pastores, la mayoría musulmanes fulani, y los agricultores cristianos. Algunos conflictos tienen su origen en la rivalidad política y étnica."

El ataque a la iglesia Saint-Etienne-du-Rouvray es desde luego un hecho nuevo. Este tipo de atentados no pueden evitarse. Solo en Francia hay alrededor de 45.000 iglesias, además de miles de sinagogas y mezquitas. Es imposible vigilarlas a todas. Su integridad no se puede garantizar, a largo plazo, usando solo las fuerzas de seguridad.

Autor: Kersten Knipp (RMR/ER)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon