Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Terroristas de Estambul planeaban tomar rehenes

dw.com dw.com 01-07-2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

La policía turca registró la casa en la que se escondieron los presuntos terroristas antes de perpetrar el ataque. El jueves realizó once nuevas detenciones.

Los tres suicidas que atentaron en el principal aeropuerto de Estambul esta semana planeaban secuestrar a docenas de rehenes, publicó el viernes (01.07.2016) un periódico turco. En los ataques del martes por la noche perdieron la vida 44 personas y otras 240 resultaron heridas, en el que fue el peor atentado en lo que va de año en la ciudad turca.

El diario progubernamental Sabah asegura que los yihadistas habían estudiado la escena de los ataques y su objetivo era tomar rehenes antes de hacer detonar los explosivos. Pero, al ser descubiertos por las fuerzas de seguridad, tuvieron que inmolarse antes de tiempo y no tuvieron la oportunidad de llevar a cabo su plan, explica Sabah.

“Los abrigos que llevaban puestos a pesar del calor que hacía para tratar de disimular los cinturones de explosivos llamaron la atención de los viajeros y de un oficial de policía”, dice el periódico.

Las autoridades turcas creen que el grupo Estado Islámico está detrás de la masacre y ha identificado a los tres terroristas, de nacionalidad rusa, uzbeca y kirguiza. Según los medios, el cabecilla del grupo era Akhmet Chatayev, procedente de la región rusa de Chechenia. El diario Hurriyet, por su parte, dice que dirigía una célula de EI en Estambul, por lo que habría sido el encargado de organizar los otros dos ataques mortales que tuvieron lugar en el corazón de la ciudad hace unos meses.

Once detenidos

La policía turca ha encontrado la casa en Estambul donde se escondieron los presuntos terroristas antes de perpetrar el ataque. El propio diario Hurriyet dijo también que los terroristas alquilaron el apartamento en el distrito de Fatih, donde viven muchos sirios y otros árabes, y habrían pagado cerca de 24.000 liras turcos (unos 7.500 euros) por adelantado. Gracias a las evidencias e indicios encontrados en ese lugar, unidades de la policía antiterrorista de Turquía detuvieron el jueves a once personas, todas ellas presuntos miembros del Estado Islámico (EI), en relación con el reciente atentado contra del aeropuerto de Estambul, según informó la prensa local. El diario Haberturk señala que los detenidos son todos extranjeros, entre ellos un ciudadano ruso, quien trató de huir del edificio en el que se escondía en el barrio estambulí de Basaksehir.

En total, el número de detenidos por el atentado del aeropuerto de Estambul, uno de los más grandes de Europa, asciende ahora a 24, entre ellos 15 extranjeros. El ministro turco de Interior, Efkan Ala, reiteró ayer en una intervención parlamentaria que el principal sospechoso del atentado sigue siendo el EI.

La prensa turca cita hoy "fuentes de seguridad" no identificadas diciendo que el cabecilla del comando terrorista era un checheno (de nacionalidad rusa), considerado como el líder de la red yihadista en Estambul.

JC (EFE, Reuters, dpa)


Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon