Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tras el brexit: “La UE tiene que cambiar”

dw.com dw.com 27-06-2016 Bernd Riegert (rml/ers)
Guy Verhofstadt, de 63 años, preside el grupo parlamentario liberal en el Parlamento Europeo. Fue primer ministro de Bélgica entre 1999 y 2008. © 2016 DW.COM, Deutsche Welle Guy Verhofstadt, de 63 años, preside el grupo parlamentario liberal en el Parlamento Europeo. Fue primer ministro de Bélgica entre 1999 y 2008.

En entrevista con DW, Guy Verhofstadt, ex primer ministro belga y jefe de los liberales en el Parlamento Europeo, aboga por un Gobierno de la UE pequeño pero fuerte.

Deutsche Welle: Señor Verhofstadt, usted ha dicho que los británicos no han votado contra Europa sino contra la Unión Europea (UE). ¿Qué anda mal en la UE?

Guy Verhofstadt: La Unión es una confederación de Estados nacionales, que tienen que decidir unánimemente, que actúan siempre poco y muy tarde. Ese es el problema. Lo hemos visto cuando intentamos manejar la crisis de refugiados, con crisis geopolíticas, así como con la crisis del euro. Eso ya no funciona. Carecemos ya de una Unión que pueda dar respuestas eficientes a los retos. Creo que eso conduce a que, en algunos países, la gente rechace a la UE.

¿Está entonces la respuesta en una mayor integración, en la llamada "ever closer union"?

Mi respuesta no es más integración. Lo que tenemos es una confederación. Exactamente lo contrario de lo que necesitamos. Necesitamos, por ejemplo, un pequeño Gobierno europeo. No necesitamos una Comisión Europea con 28 comisarios, solo porque tenemos 28 Estados miembro. Necesitamos un Gobierno económico para la zona euro. Necesitamos, para poner otro ejemplo, una vigilancia costera y fronteriza europea, porque tenemos un espacio Schengen. Necesitamos una defensa común, sin ella no podemos hacer política exterior común para enfrentar retos geopolíticos comunes. De eso se trata realmente. Si eso no sucede, veremos más y más referendos en todos los rincones de Europa, que le darán la espalda a la UE.

¿No tendrían así los Estados nacionales que ceder más soberanía y competencias a las instituciones centrales en Bruselas?

No, esos no son los problemas que realmente afectan a los ciudadanos. Los ciudadanos no se preocupan por la subsidiaridad, la soberanía o la integración porque quizás ni siquiera entienden de qué se trata. Lo que les preocupa es una Unión Europea que se ocupe de sus verdaderos problemas. Del desempleo o la seguridad, o la política de inmigración. Ahora ven que la UE no lo logra. Y no es casualidad que no lo logre, siendo como es, una confederación basada en el principio de unanimidad. Observemos a los Estados Unidos de América. Reaccionaron rápidamente a la crisis de los mercados financieros para sanear sus bancos. Tras nueve meses estaba todo resuelto. Nosotros todavía seguimos trabajando en las consecuencias de la crisis financiera de hace siete u ocho años. Ese es el problema. Así que tenemos que hacer lo que es verdaderamente necesario. No podemos decir, sencillamente, bueno, los británicos se van y seguiremos como hasta ahora.

Autor: Bernd Riegert (rml/ers)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon