Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Trump: la conexión escocesa

dw.com dw.com 23-06-2016 Peter Geoghegan (PK) / CP
Donald Trump en su campo de golf de Turnberry. © 2016 DW.COM, Deutsche Welle Donald Trump en su campo de golf de Turnberry.

Muchos escoceses están bastante disgustados con la próxima visita de Donald Trump: lo conocen sobre todo como inversionista que financia lujosos campos de golf.

Esta semana, Donald Trump quiere visitar Turnberry, un complejo deportivo de tres campos de golf situados en South Ayrshire, en la costa atlántica de Escocia.

“Soy propietario de estas instalaciones y estoy orgulloso de ello”, dijo Trump, cuya madre nació en Escocia, sobre Turnberry. Trump invirtió en los campos de golf 200 millones de libras esterlinas. El viernes, el complejo será reinaugurado, con la presencia de Trump. Desde Turnberry, Trump quiere seguir viaje a Aberdeen, en la costa este.

Muchos escoceses, sin embargo, abrigan sentimientos encontrados cuando piensan en las inversiones de Trump. Hasta hace pocos años, el magnate había demostrado poco interés por Escocia. En 2012 inauguró un idílico campo de golf de lujo en Aberdeen.

Un controvertido campo de golf

Pero la imagen engaña, sobre todo si se conoce la historia previa. En 2008, el concejo de Aberdeenshire rechazó una solicitud de construcción de un campo de golf de lujo con una inversión de mil millones de euros. El gobierno regional escocés dejó más tarde sin efecto la resolución del concejo, bajo dudosas circunstancias.

Los trabajos de construcción comenzaron cerca de la hermosa costa acompañados de airadas protestas de la población. Vecinos acusaron a Trump de amenazarlos para que abandonaran sus casas. Además, el magnate plantó pinos para bloquearles la vista al mar y volcó montañas de arena delante de sus propiedades.

David Milne, uno de los vecinos afectados, izó, como respuesta a la visita de Trump, una bandera mexicana debajo de la escocesa, que se ve claramente desde el campo de golf: una protesta por las declaraciones del magnate de obligar a los mexicanos a pagar un muro en la frontera sur de Estados Unidos.

“Trump debe reunirse con musulmanes”

También con el Gobierno regional tiene Trump problemas, desde que las autoridades aprobaron la instalación de once aerogeneradores cerca del campo de golf de Aberdeen. Trump fue llamado a manifestar su opinión acerca de por qué los aerogeneradores podían influir negativamente sobre el turismo. El magnate, en lugar de dar razones, dijo simplemente “yo soy la razón”. Argumentos, evidentemente, no tenía, piensan las autoridades.

En diciembre pasado, Nicola Sturgeon, la primera ministra de Escocia, tachó a Donald Trump de la lista GlobalScot, de “embajadores económicos escoceses”, luego que el magnate exigiera un “cierre total de Estados Unidos para musulmanes”.

Antes de la visita de Trump el viernes, miles de personas firmaron una petición en la que el magnate es llamado a visitar una mezquita en Escocia. “No es una sorpresa que por la insólita reacción de Trump a la tragedia de Orlando, cada vez más gente aquí en Escocia exija que se reúna con musulmanes”, dijo Willie Rennie, presidente del Partido Liberaldemócrata escocés. “Su reacción a Orlando subraya nuevamente cuán importante es que se encuentre aquí con algunas personas que él demoniza”, agregó.

Autor: Peter Geoghegan (PK) / CP

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon