Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tu cara me suena: El detrás de cada gran imitación

INFOnews INFOnews 29-05-2014 Maby Sosa
Photo © infonews Photo

Nota de Tiempo Argentino

Llueve y el otoño avanza cada vez más hacia el invierno. Afuera, de los estudios Endemol, y a pesar de la lluvia adolescentes, jóvenes soñadoras y niños en compañía de sus –en su mayoría mamás–, hacen fila y entran de a poco a los estudios donde se graba Tu cara me suena.

Es un día especial para los teens: el grupo de Aliados es el invitado para esa jornada. A medida que entran al estudio donde cada tanto aparece Marley para hacer alguna prueba, mientras el sonidista verifica el estado del sonido y los camarógrafos van y vienen buscando nuevamente el mejor plano.

"Por favor, les pedimos que no tomen fotos ni filmen", solicita la coordinadora del piso cuando el público comienza a acomodarse en las tribunas. Mientras tanto, sobre el escenario, siguen las pruebas de luces, armado de escenografía (que suele ser una para cada participante). "¡A ver, ensayemos!

Le piden al público desde el escenario. Y las canciones que luego se van a escuchar minutos después durante la grabación de la gala. "A ver el club de fans de Coki!". Y un grupo de jóvenes se paran gritando el nombre de su ídola cordobesa que esa noche le tocó interpretar a Thalía. Después de las pruebas, aparece Marley en escena y comienza el juego con el público. Juego que ambos conocen a la perfección. En unos minutos llegará el jurado y será la hora de más esperada: la de la gala.

EL OTRO LADO DE LA FILMACIÓN. El programa se graba, pero el detrás de escena tiene la intensidad del programa en vivo. Si bien el nerviosismo se hace sentir, los chistes y las sonrisas aparecen todo el tiempo. En el piso de abajo del estudio, dos salas mantienen un movimiento más que intenso. De un lado, la sala de caracterizaciones acumula pedazos de torta y tazas de café que se suman a los lápices y la goma espuma con que se completa cada caracterización. Florencia Peña, mientras se adapta a la barba que le toca usar para interpretar a Andrea Bocelli; Miguel Ángel Rodríguez ensaya fragmentos de canciones de María Elena Walsh.

"Esto es de Sin Codificar", señala Pichu Straneo, desde la sala del frente, donde la producción de ese programa guarda el vestuario. Ya caracterizado como Donald, el Arriba. Al subir las escaleras, no es extraño cruzarse con dos Peter Lanzani. Uno está de invitado ese día y el otro es su imitador.

Tampoco es raro encontrar a Georgina actor pasea por los pasillos de la productora ensayando diferentes canciones, –todas como si fuera Donald– y hace chistes a quien pase. "Anoche terminé a las dos de la mañana, y acá llegué a las once", comenta.

@TD@

"Pero voy a grabar siempre contento", agrega. Los participantes de la gala llegan a las once de la mañana y la grabación en el estudio comienza a las 16:30. La parte que lleva más trabajo es la de caracterización, dode el coordinador es Andrés Parrila. "Son más de ocho horas desde que l legamos.

Hacemos un trabajo casi industrial ya que los participantes van pasando en forma rápida, pero es un trabajo muy intenso", cuenta el realizador. "Hay un trabajo previo en mi taller donde tomé el molde de cada actor, tengo la escultura de la cara de ellos y ahí voy probando con la foto del que le toca caracterizar y voy agregando cosas. Cuando llego acá se hace ese trabajo de completar con la goma espuma y el terminado forma parte también de la peluqueria, ya que no es una peluca sin o que se realiza un peinado", comenta.

Una vez que se completa esa parte, los artistas (los que lo requieren) reciben el último toque de maquillaje y el vestuario, todo lo que está en el piso de arriba. Barbarosa, con peinado impecable para hacer su papel de Cher pero con salida de baño blanco a la espera del vestuario.

Coki Ramírez, lista para comenzar la competencia, ensaya los pasos, se prueba los zapatos y pide que tengan a mano su celular. El piso de arriba es el lugar de Andy Sanzo y Charly Braile, responsables de maquillaje y vestuario. "Arrancamos los martes muy temprano preparando las bailarinas. Para ellas cuidamos que cada cuadro tenga algún cambio con lo cual proyectamos una semana antes todos los cambios con respecto a peinado y maquillaje.  

En relación a los participantes, tenemos en cuenta lo que se pide en el videoclip y vamos trabajando en conjunto con vestuario y coreografía", comenta Sanzo. Quien trabaja con ocho personas en ese piso pero cuando comienza la grabación un grupo baja para los retoques al jurado, bailarines, Marley y alguno de los participantes. Braile está terminado de aplicar unos detalles en el vestuario que Coki Ramírez estrenará ese día. Su trabajo consiste en armar el vestuario de cada personaje, previo estudio del videoclip que le tocará interpretar. "Son prendas que no existen en plaza así que por lo general hay que armarlos. Grabamos martes y el miércoles ya estamos con los nuevos vestuarios. Hay que pensar rápido, las opciones para que salga de la forma más parecida posible", comenta el responsable de esa área.

LA PREPARACIÓN DE UNA SEMANA. Valeria Sorge es la directora de arte y a ella tiene la tarea de armar los videoclips. "Programamos qué hacer a cada video según la referencia de videoclip que tengamos de cada uno. De acuerdo a eso armamos la escenografía, buscamos qué podemos hacer para tratar de que sea igual al video", cuenta. Otro lugar crucial es el de Vanesa García Millán, quien coordina las coreografías.

"Primero armamos lo que tiene que hacer específicamente cada personaje y ademas armamos las coreografías de los bailarines". Al lado del trabajo de García Millán, Sofía Sobral se dedica a buscar las voces de los intérpretes. "Los preparo para que puedan imitar exactamente la voz de cada artista para que la puedan hacer. Tenemos una semana con lo cual es un desafío para todos pero nos divertimos muchísimo", cuenta.

HORA DE COMPETIR. A medida que se acerca el momento de ir a escena, el nerviosismo y la concentración se percibe en el aire. Murmuran las letras de los temas y practican las coreograf ías. A la hora de la grabación, los diferentes sectores y pasillos se van despoblando, y los televisores transmiten el programa. Todos están atentos al trabajo de su compañero: ellos también deben votar y toda la atracción que estaba en el detrás de escena se concentra definitivamente en el escenario. Allí, Marley habla, se equivoca, se ríe y comienza otra vez.

El público también se ríe y arenga alguna burla. Augusto Schuster, quien abre la competencia en el rol de Peter Lanzani, también. Cada participante termina, escucha la devolución del jurado y se pone pausa en la grabación. Es la hora de preparar el escenario para el nuevo participante, y para que el público charle, corra hacia el baño o se retire.

La tensión del arranque se diluye con las horas, el paso de los competidores y los chistes del jurado. Luego del desfile de estrellas y la cuidada evaluación del jurado, Coki Ramírez en el rol de Thalía y Hernán Drago como Robbie Thike son los grandes ganadores. Afuera la lluvia continúa como si nada hubiera pasado, como si una nueva edición de Tu cara me suena no hubiese completado exitosamente una nueva jornada de trabajo.

El jurado estrella

El jurado está compuesto por Elizabeth Vernaci, Enrique Pinto y MIguel Ángel Cherutti, pero en el programa que salió al aire ayer estuvo como invitada Carmen Barbieri quien el año pasado ocupaba ese lugar. "No te coachearon bien, Pichu", dice Vernaci desde el estrado y lo invoca a Cerutti para que explique. El jurado llega temprano también a los estudios, después de pasar por maquilaje se prepara para salir a escena. Las devoluciones se alternan entre risas y críticas. Ellos estan entre los primeros que llegan al escenario para grabar. Los aplausos del público apenas los ven los ubica como como uno de los jurados más queridos de la tevé.

El trabajo de aprender el oficio

Miguel Ángel Cherutti es jurado de Tu cara me suena y además se desempeña como coach de imitación. "Aporto un poco ese don natural que te da el imitador la observación es fundamental en el personaje. Vemos en los ensayos generales, los tips que tienen que ver con gestos y ademanes y los trabajamos", comenta. "Cada avance es muy importante para el equipo, porque es una gran producción. Y la productora, Endemol, hace un gran trabajo porque se fija mucho en los detalles. Andrés Parrilla para mí es el número uno en las caracterizaciones que no es fácil llevar una caracterización porque uno puede tener un rostro para determinadas máscaras y para otras no. Y él logra hacer un trabajo perfecto. El programa, según af i rma el actor , marcó un punto de evolución acerca de la imitación como género. Por suerte fue evolucionando. Nosotros en mi época hacíamos un trabajo muy artesanal, y nos volcábamos más al humor, a mí me dio la experiencia la tele y el teatro y la revista. Eso me permitió transformarme en el personaje, antes esto no pasaba. Y se ha profesionalizado mucho el trabajo del imitador, en la radio, en la tele, programas políticos y siempre respetando la esencia del personaje que hacés. No siempre es una parodia porque es una distorsión y no queda lindo", asegura.

@TD@

Más de INFOnews

image beaconimage beaconimage beacon