Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Twitter como recurso museográfico

dw.com dw.com 03-04-2014 Silke Wünsch (pd)
© 2014 DW.DE, Deutsche Welle

¿Un Smartphone dentro del museo? ¡Claro! Dicen los organizadores del evento MuseumWeek a nivel europeo. Dos museos de Bonn participaron en este evento y demuestran cómo twitter puede animar el arte.

Salas grandes y extensas. Obras de arte en las paredes. En una esquina se encuentran dos columnas blancas y pequeñas. Uno de los visitantes se acerca con determinación a una de ellas, que está cubierta de papelitos adhesivos (post-it) azules. Él se asoma y, mientras toma una foto, dice sonriendo: “Esto lo tengo que poner en twitter”.

Recientemente se realizó por primera vez la MuseumWeek – la Semana del Museo - en Europa. A lo largo de siete dias, los museos participantes publicaron sus propias historias, compartieron sus colecciones y buscaron reacciones del público a través de twitter. A primera vista, las redes sociales, los smartphones y las plataformas sociales parecen conceptos muy ajenos a los museos. Pero la MuseumWeek demostró lo contrario. Cada día, los museos se enfocaron aspectos distintos de su historia por medio de "trinos".

Helge David es doctor en Historia del Arte y llevó este evento a Bonn. Desarrolló el concepto para la Bundeskunsthalle y el Deutsches Museum – dos de los museos más destacados de la antigua capital alemana. Se repartieron papelillos azules entre los visitantes. Luego, éstos apuntaron y compartir sus comentarios acerca de la exposición . Los post-its brindaban espacio suficiente para frases creativas, reduciendose, sin embargo, a lo esencial.

La obra como centro de la exposición

Acciones como estas representan un éxito, dice David. Él es fundador del proyecto Openmuseum, que complementa exposiciones tradicionales con curatorías digitales: “Todos los museos muestran apenas una fracción del material que está a su disposición. Los smartphones pueden servir para ampliar y profundizar las exposiciones a través de imágenes de los archivos o informaciones acerca de la historia de las pinturas". Según David, estos experimentos digitales son un intento de enriquecer las exposiciones. Aun así, las obras permanecen en el foco.

Otra promotora de proyectos como MuseumWeek es Friederike Siebert, que coordina los programas de educación y medios de la Bundeskunsthalle .

Hasta ahora, el museo ha tenido poca experiencia usando twitter para su promoción: “Durante la MuseumWeek tuvimos la oportunidad de probar varias cosas. No solamente quisimos usarla a corto plazo, sino también más allá, por lo que seguiremos observando nuevas tendencias en los meses entrantes.”

La integración de los smartphones podría ser un recurso que atraiga a un público más amplio al museo. “Nuestro público más jóven tiene acceso diario al Internet móvil. De esta manera se comunican entre los amigos y, incluso, tienen acceso a conocimiento, sin importar el lugar”, dice Siebert, agregando que el museo, hoy en día, ya es un lugar donde los dispositivos móviles son habituales.

Conectando las generaciones

El concepto de la MuseumWeek se dirige principalmente a los jóvenes, pero eso no quiere decir que excluye a otros grupos. Por eso mismo, los organizadores promovieron la acción no solo en twitter, sino también mediante los post-its. La directora del Deutsches Museum, Andrea Niehaus, distingue entre dos generaciones de visitantes: “Una de ellas creció sin internet, la otra aprovecha de los contenidos digitales como si fueran un juguete.” La MuseumWeek reúne a las dos generaciones. Uno no tiene que tener cuenta detwitter para apuntar un pensamiento en 140 caracteres (extensión máxima de un "trino" en twitter). “Las frases más lindas luego se difunden en las redes sociales. Esto representa una forma de comunicación dínámica aglutinando los mundos online y offline” , dice Niehaus

Twitter, territorio virgen

Las reacciones de los visitantes fueron positivas. Las aportaciones del público en los dos museos en Bonn fueron comentadas y compartidas en las redes sociales.

A causa de la poca experiencia con las redes sociales, Andrea Niehaus que se considera también una novata de estos medios, estima a la MuseumWeek como un experimento.

Mientras tanto, hacia el final de la MuseumWeek, las columnas blancas en la Bundeskunsthalle se cubren de papelitos azules.Siebert se alegra de las reacciones, y documenta fotográficamente algunos testimonios. Y, por supuesto, compatirá este material con sus amigos en twitter.

Autor: Silke Wünsch (pd)

Editor: Enrique López

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon