Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

UE prolonga seis meses las sanciones económicas contra Rusia

dw.com dw.com 01-07-2016

Una vez evaluada la aplicación de los acuerdos de Minsk, el Consejo Europeo decidió ampliar las medidas hasta el 31 de enero de 2017.

La Unión Europea (UE) adoptó hoy (01.07.2016) formalmente la prolongación, por seis meses, de las sanciones económicas contra sectores específicos de la economía rusa, ante la falta de aplicación plena de los acuerdos de Minsk. Las sanciones estarán vigentes hasta el próximo 31 de enero de 2017, señaló el Consejo de la UE en un comunicado.

Aunque inicialmente éstas fueron introducidas el 31 de julio de 2014 por un período de un año, como respuestas a las acciones de desestabilización rusa en Ucrania, en septiembre del mismo año fueron reforzadas. Los sectores a los que más afectan son el financiero, energético y defensa, además de al ámbito de los productos de doble uso (civil y militar o nuclear).

El 19 de marzo de 2015 el Consejo Europeo acordó vincular la duración de las sanciones a la plena aplicación de los acuerdos de Minsk, prevista para el 31 de diciembre de 2015. Dado que los acuerdos de Minsk no se aplicaron plenamente a 31 de diciembre de 2015, el Consejo prorrogó las sanciones hasta el 31 de julio de 2016.

Una vez evaluada la aplicación de los acuerdos de Minsk, el Consejo ha decidido ampliar la duración de las sanciones otros seis meses más, hasta el 31 de enero de 2017.

Efectos de las sanciones

Tanto las sanciones como el embargo han tenido un gran impacto en la economía rusa, provocando un aumento de los precios de los alimentos y un descenso de la calidad de los mismos. Al mismo tiempo, sin embargo, ha impulsado a los productores domésticos.

Las sanciones crearon controversia desde el primer momento. Y es que Alemania, Italia y Hungría temían el impacto que esta decisión pudiera tener en sus economías al ser Rusia un socio comercial muy importante para los tres países. Otros Estados como Gran Bretaña fueron más allá insistiendo en que la anexión de Crimea supuso un serio quebrantamiento del derecho internacional que no puede quedar impune.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, informaron a los demás socios comunitarios sobre la aplicación de los acuerdos de Minsk en la última cumbre europea de esta semana, y la política germana explicó en la rueda de prensa posterior que "lamentablemente" no quedaba otra solución que prolongar una vez más las sanciones contra Rusia.

JC (EFE, AFP)




Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon