Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Venezuela: avances en el “caso López”

dw.com dw.com 23-07-2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

La Corte de Apelaciones de Caracas dirá el 1 de agosto si permitirá o no la liberación del dirigente opositor venezolano Leopoldo López, condenado en un proceso tachado de injusto por expertos dentro y fuera de ese país.

La Corte de Apelaciones de Caracas dirá el 1 de agosto si permitirá o no la liberación del dirigente opositor venezolano Leopoldo López, condenado en un proceso tachado de injusto por expertos dentro y fuera de ese país. Así lo informó este sábado (23.7.2016) su abogado defensor, Juan Carlos Gutiérrez, tras una audiencia que duró más de doce horas y que, a sus ojos, estuvo “llena de irregularidades”. “Lo importante es que pudimos dejar de forma contundente y clara los argumentos legales que demuestran la nulidad absoluta del juicio que condenó injustamente a Leopoldo López a catorce años de prisión. Está probado ya que el discurso de López no es en absoluto violento, sino que, a pesar de ser combativo, se apega absolutamente a la Constitución”, dijo Gutiérrez.

El jurista se mostró confiado en que el proceso de apelación culminará con la “liberación inmediata” de López porque se pudo probar que el proceso judicial habría estado plagado de vicios. López, líder del partido Voluntad Popular, fue condenado a fines de 2015 a 13 años y nueve meses de prisión tras ser encontrado culpable de los delitos de instigación pública, daños a la propiedad en grado de determinador, incendio en grado de determinador y asociación para delinquir, vinculados con su llamado a organizar un movimiento de protestas antigubernamentales en los primeros meses de 2014. Las protestas se iniciaron con una manifestación convocada por el propio López el 12 de febrero de 2014 que derivaron en actos vandálicos y la muerte de dos personas por armas de fuego.

Las protestas se extendieron por varias semanas y dejaron un saldo de 43 muertos y centenares de heridos. La Fiscalía señaló a López como autor intelectual de esos hechos debido al carácter “incendiario” de sus discursos políticos; pero la defensa asegura que el dirigente opositor siempre llamó a ejercer el derecho a la “protesta pacífica” sin recurrir a la violencia. De igual manera, la defensa subraya que los autores materiales de las dos muertes ocurridas en el marco de la protesta del 12 de febrero ya fueron identificados como funcionarios policiales del Estado que carecen de vínculos con López. Por ello, numerosas organizaciones internacionales consideran a López un “preso político” y han pedido su liberación inmediata.

El Ejecutivo venezolano niega categóricamente que en el país existan prisioneros de conciencia. El presidente de ese país caribeño, Nicolás Maduro, ha calificado a López como un “monstruo” y un “asesino” que ocasionó la muerte de decenas de personas por su ambición de hacerse con el poder mediante un plan violento y golpista. En tanto, el diputado y vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, aseguró el viernes (22.7.2016) durante un mitin oficialista, que López seguiría preso a pesar de los reclamos de la oposición. “Les garantizo que Leopoldo López y los asesinos de la guarimba [protestas con barricadas] seguirán presos porque tienen que pagar por sus crímenes”, prometió Cabello.

ERC ( dpa / El Nacional )

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon