Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Venezuela: estudiantes piden “resurrección de la democracia”

dw.com dw.com 21-04-2014 Deutsche Welle
© 2014 DW.DE, Deutsche Welle

El de este 20 de abril fue un domingo de Pascua muy agitado en Venezuela. Mientras los estudiantes exigían la “resurrección de la democracia”, jóvenes encapuchados lanzaban piedras y cocteles molotov contra la policía.

El de este 20 de abril fue un domingo de Pascua particularmente agitado en Venezuela. En una marcha estudiantil convocada para protestar contra las omisiones del Gobierno de cara a los problemas crónicos del país y los excesos de los organismos de seguridad frente a las manifestaciones populares, una multitud exigió la “resurrección de la democracia”; un juego de palabras que, en plena Semana Santa, le dio un toque religioso a esa concentración política.

Pocos días antes, estudiantes descalzos lideraron una caminata y coreografiaron su propia versión del vía crucis, la tradicional representación de los últimos momentos en la vida de Jesucristo, desde su aprehensión hasta su crucifixión y sepultura. El objetivo: conservar la atención de la opinión pública y poner a prueba su poder de convocatoria en un momento en que decenas de miles de personas aprovechan los días de asueto para descansar en las playas.

Refriega en Chacao

Sin embargo, no todas las protestas antigubernamentales de este domingo (20.4.2014) fueron pacíficas. Manifestantes encapuchados se enfrentaron con la policía, lanzaron piedras y cocteles molotov, y quemaron efigies del presidente Nicolás Maduro en el municipio Chacao, un bastión opositor de Caracas. Desde hace semanas, sus habitantes son víctimas de quienes erigen barricadas en señal de desafío al oficialismo y los agentes policiales que responden disparando y lanzando bombas lacrimógenas.

Aunque algunos vecinos apoyan a quienes están detrás de las barricadas, buena parte de la población, sobre todo en la capital venezolana, rechaza su agresividad y su intransigencia. Muchos comparan el levantamiento de barricadas con el juego del gato y el ratón, pero enfatizando que provocar diariamente a una policía que no actúa con moderación, termina perjudicando a quienes viven en los barrios asediados y no al Gobierno de Maduro.

ERC ( Reuters / AFP )

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon