Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Visita de Putin a Eslovenia genera caos vehicular en tres países

dw.com dw.com 30-07-2016
Liubliana, capital de Eslovenia. © 2016 DW.COM, Deutsche Welle Liubliana, capital de Eslovenia.

La afluencia de turistas por las vacaciones y los controles de seguridad por la visita del presidente ruso, Vladímir Putin, a Eslovenia están provocando problemas de tráfico en este país, así como en Austria y Croacia.

Putin visitará la llamada "Capilla rusa" de Vrsic, cerca de la frontera austríaca, construida en memoria de los soldados que en 1916 perdieron la vida en una avalancha de nieve mientras construían una carretera como prisioneros de guerra del Imperio austro-húngaro. La llegada del presidente ruso a Liubliana, prevista para las 11.00 GMT, se retrasaba este sábado, informó la agencia eslovena STA.

Las medidas de seguridad han incluido el corte de la autopista que conecta la capital eslovena con Austria. En el lado austríaco, esta mañana se registraba un atasco de 10 kilómetros, con una espera de 90 minutos, para cruzar por el túnel de Karawanken, que conecta con suelo esloveno, informó a la agencia APA un representante de la empresa que gestiona las autopistas.

El club de automovilismo ÖAMTC ha advertido a quienes viajen hacia la costa croata y eslovena, un destino de vacaciones muy popular en Austria, Alemania e Italia, que tengan paciencia ya que hay varios puntos con atascos kilométricos.

Colas de hasta 10 kilómetros

HAC, el administrador de carreteras croatas, también ha informado de retenciones de hasta 10 kilómetros en varios puntos de las carreteras entre la costa adriática y Eslovenia.

A quienes regresan a sus casas tras las vacaciones se les recomiendan rutas alternativas a través de Italia o del este de Eslovenia, hacia Maribor y luego la región austríaca de Carintia. Sin embargo, STA ya informa de que en esta última dirección también se han formado atascos kilométricos en el paso fronterizo croata-esloveno de Gruskovje.

Los problemas de tráfico son habituales en la región en esta época del año por la afluencia de turistas, pero en esta ocasión han aumentado por el dispositivo de seguridad alrededor de Putin.

JOV (efe, wdr)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon