Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Realmente hay que hacerle caso al reloj biológico?

06-07-2014 BBC Mundo

"Botitas de bebé"

BBC

De tanto en tanto, alguna celebridad de más de 40 años acapara los titulares de la prensa rosa por causa de un embarazo, y la expresión "reloj biológico" parece gravitar sobre muchas mujeres que no se han apuntado a la maternidad pasada esa barrera como una sombra amenazante.

Recientemente, una presentadora de la televisión británica puso el tema en el tapete cuando abogó porque las mujeres pusieran a un lado la carrera y los estudios para darle prioridad a la formación de familia. "La naturaleza no está contigo. La naturaleza no es feminista", declaró.

¿Qué hay de cierto en el concepto de una "ventana de fertilidad" femenina?

Las recomendaciones del Instituto Nacional británico para la Excelencia en Salud y Cuidado (NICE, por sus siglas en inglés), que fueron actualizadas en 2013, son bastante alentadoras. Pero hablan de límites.

El NICE dice que "más del 80% de las parejas de la población en general concebirá dentro del primer año, si la mujer es menor de 40 años", siempre y cuando mantengan relaciones sexuales regularmente y no utilicen métodos anticonceptivos.

"Entre aquellos que no lo hagan en el primer año, aproximadamente la mitad lo hará en el segundo", añade la institución.

Esto deja un remanente de 10% de mujeres en pareja que no concebirán, que es el porcentaje que se cree están afectadas por problemas de infertilidad en Reino Unido.

Es un hecho generalmente aceptado que la infertilidad femenina declina con la edad. La cuestión es: ¿hay una caída dramática en cierto punto?

No hay reglas

Yacoub Khalaf, jefe de reproducción asistida del hospital Guy's y St Thomas' en Londres dice que la cuestión no es tan simple.

"Es tentador dar una respuesta en blanco y negro, pero la biología no funciona de esa manera", le dice a la BBC.

"Algunas mujeres encontrarán difícil concebir antes de los 30 años, mientras que otras no tienen problemas bien pasados los 40".

¿Qué afecta entonces la fertilidad?

No hay reglas, pero la ciencia nos dice que el cuerpo de una mujer cambia gradualmente y que no puede hacerse nada para alterar ese proceso.

Khalaf explica que a partir de los 35 años, la tasa de disminución de folículos en los ovarios se acelera, y que desde los 40 comienzan a mermar aún más rápido.

Estos folículos son importantes porque alojan los óvulos que se desarrollan y maduran antes de ser liberados durante la ovulación.

En consecuencia, la calidad y la cantidad de los óvulos de una mujer también comienza a declinar marcadamente desde la edad de 35.

Óvulos que desaparecen

Es panorama muy diferente cuando se acaba de nacer. Las niñas vienen al mundo con un número determinado de óvulos, que puede rondar un millón.

Para cuando tienen su primer período, sin embargo, sólo les quedarán unos 400.000 óvulos, y la cifra continúa bajando durante la adultez a una tasa aproximada de mil óvulos por mes.

"Son mucho más accesibles durante los primeros años", dice Khalaf, en alusión al número de óvulos que una mujer posee alrededor de los 25 años.

"Es preferible que las mujeres intenten concebir tan pronto como puedan, porque entonces tendrán óvulos saludables, un embarazo saludable y la energía para disfrutar de su bebé", añade el especialista.

Sin embargo, reconoce que las realidades de la vida hacen que esto frecuentemente no sea posible.

Una carrera universitaria, un empleo satisfactorio, una pareja perfecta... todo esto significa que las mujeres podrían no empezar a pensar acerca de la posibilidad de tener hijos hasta bien entrados los 30 años.

Para entonces, es posible que encuentren obstáculos.

Buscar ayuda

La ONG británica dedicada a los problemas de concepción Infertility Network UK le recomienda a las mujeres y a sus parejas no dormirse en los laureles frente a los problemas de fertilidad y buscar ayuda de un doctor.

La consulta médica puede revelar muchos desórdenes ginecológicos de los que las mujeres no tienen conocimiento.

La lista incluye pólipos o fibroides, endometriosis o adhesiones pélvicas, que pueden ser tratadas para maximizar la fertilidad.

A medida que la mujer se aproxima a los 40, el riesgo de aborto involuntario se incrementa a casi un tercio de todos los embarazos. La probabilidad de dar a luz a un bebé con síndrome de Down también aumenta significativamente.

Por su parte, Alison McTavish, enfermera jefe de la unidad de reproducción asistida de la Universidad de Aberdeen, en Escocia, dice que cuando las mujeres ya están en esa especie de "pendiente resbalosa" a la que se enfrentan entre las edades de 30 y 34 años ven equivocadamente la fertilización in vitro (IVF, por sus siglas en inglés) como si fuera la solución.

"A veces les da falsas esperanzas", señala, en conversación con la BBC.

"Tendemos a hablar de los porcentajes de éxito de la IVF, pero no decimos que es un fracaso para la mayoría de las mujeres".

Después de los 40, hay un 5% de probabilidades de que la mujer quede embarazada sin IVF, lo que se incrementa al 10% con la ayuda de esta técnica, precisa.

Expertos en fertilidad coinciden en que la ventana de fertilidad femenina no ha cambiado mucho durante las últimas décadas. La menopausia sigue ocurriendo dentro del mismo rango de edades que aplicaba a nuestras madres y abuelas.

Lo que ha cambiado, sin embargo, es el conteo de esperma masculino, que ha disminuido a lo largo de los años.

Se ignoran las razones de esto, aunque hay algunas teorías. En todo caso, quizás vale la pena recordar que se debe chequear la fertilidad de los hombres tanto como la de las mujeres.

·

Descargo de responsabilidad

Todo el contenido de esta columna es para dar información general solamente, y no debe ser entendido como un sustituto del consejo médico de su doctor o cualquier otro profesional de la salud. La BBC no se hace responsable de ningún diagnóstico realizado por un usuario basándose en el contenido de este sitio. La BBC no se hace responsable por el contenido de sitios internet externos citados, ni respalda ningún producto comercial o de servicios mencionados o asesoramiento en cualquiera de los sitios. Siempre consulte a su médico de cabecera si usted está preocupado por su salud.

Síguenos en Twitter @bbc_ciencia

BBC Mundo.com - Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.

image beaconimage beaconimage beacon