Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Superó Obamacare su desastroso estreno?

06-07-2014 BBC Mundo

"Fred Frost, Cecilia Munoz"

Después de este lunes se sabrá si dieron frutos los esfuerzos del presidente Barack Obama para promover la inscripción en el nuevo sistema de seguros de salud de Estados Unidos, popularmente conocido como Obamacare, mediante una campaña accidentada, intensa y muy poco ortodoxa.

Para superar el grave problema de imagen que significó las fallas del sistema de inscripción vía internet estrenado en octubre, la Casa Blanca hizo todo tipo de piruetas para vender una ley que, desde que fue promulgada en 2010, ha estado rodeada de mucha desinformación y ha contado con una sólida oposición en sectores conservadores.

El objetivo inicial de la Casa Blanca era enrolar a siete millones de personas en la primera fase de inscripción, pero se cambió a seis millones en atención a los problemas técnicos iniciales que mantuvo inoperante la página por varias semanas.

Por eso, en los últimos días, Obama, su esposa Michelle y muchos de sus más cercanos colaboradores han estado empeñados en una ofensiva comunicacional para convencer a la mayor cantidad posible de personas para inscribirse antes de que venza el plazo a la medianoche del lunes.

Obama ha salido en todas partes, desde programas deportivos o amas de casa hasta espacios de sátira política y producciones online para jóvenes, como Between Two Ferns, donde el comendiante Zach Galafinakis sometió a Obama a un tratamiento que algunos consideraron indigno de un presidente.

Un asunto mayor

La enorme frustración de los ciudadanos ante un sistema que prometía una especie de utopía para los cerca de 40 millones de estadounidenses sin cobertura de salud, fue muy bien aprovechada por los detractores que lograron hacer ver la ley como un grave problema en vez de como una política de beneficio social.

Entre octubre y noviembre, cuando la página confrontaba problemas, se afiliaron a los nuevos seguros poco más de 106.000 personas, según la Casa Blanca. Pero para finales de marzo más de seis millones de personas se habían inscrito.

Uno de los principios básicos del funcionamiento de la ley, como en cualquier seguro médico, es que haya tal diversidad de población, que los que menos se enferman, como los jóvenes, subsidien solidariamente a quienes más se enferman: los adultos mayores.

'Nadie espera que el lunes logremos tener a todas las personas que no tienen seguro, pero será satisfactorio saber que hicimos todo lo que pudimos', dijo a BBC Mundo Cecilia Muñoz, directora del Consejo de Políticas Nacionales de la Casa Blanca.

De acuerdo a Muñoz, el 25% de ya inscritos en Obamacare son jóvenes. Pero a pesar de su optimismo, el gobierno ha manifestado en varias ocasiones que la población joven afiliada debe representar el 40% para lograr el equilibrio del sistema.

Según cifras del centro juvenil Young Invencibles, 19 millones de personas entre 18 y 34 años en EE.UU. no tienen cobertura médica.

Muñoz saca sus propias cuentas para evaluar el desempeño del sistema.

'Hemos logrado seis millones de afiliados, a los que hay que sumarles otros tres millones de jóvenes menores de 26 años, que son beneficiarios de las pólizas de sus padres. A esos nueve millones habría que agregarles otros cuatro millones de personas que han clasificado para el programa extendido de Medicaid, gracias a la ley. Y esto, sin contar a quienes acudieron directamente a sus compañías de seguro, de las cuales todavía no tenemos una conclusión'.

Extensión extraoficial

Después de que la ley fue aprobada en 2010, los republicanos lanzaron una cruzada legal en contra que terminó en junio de 2012 cuando la Corte Suprema de EE.UU. la declaró constitucional.

La Cámara de Representantes, controlada por el Partido Republicano, ha sido escenario de decenas votaciones para derogarla y fue en medio de ese pugilato en septiembre que el gobierno federal se vio obligado a cerrar parcialmente para presionar la discusión, un pulso político que finalmente ganó Obama.

'Ha habido mucha resistencia en estados con gobernadores republicanos, como en los casos de Texas y Florida, pero lo interesante es que hay estados republicanos que ahora han cambiado su posición, como Ohio, Arizona, y ayer mismo el estado de New Hampshire', agrega Muñoz.

"Contra Obamcare"

Aunque el límite para inscribirse es a las 11:59 PM de este lunes, quienes hayan empezado el proceso antes podrán terminarlo luego del cierre, algo que deja todavía abierta la puerta a que haya más afiliaciones.

Quienes después del límite no tengan ninguna cobertura de seguro deberán pagar una multa deducible de sus impuestos de US$95 por cada miembro de la familia con un tope de US$285, o del 1% de sus ingresos anuales.

Pero más allá de los problemas técnicos, el asunto es que muchos ciudadanos no ven con buenos ojos a la ley.

El 53% de la población manifestó la semana pasada en una encuesta realizada por el centro de investigación Pew Center, estar en desacuerdo con la ley, con el agravante de que el 41% de ese porcentaje manifiesta que le disgusta con fervor.

Esto, en un país donde 40 millones de personas carecen de cobertura médica.

BBC Mundo.com - Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.

image beaconimage beaconimage beacon