Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Error en experimento con ántrax desata escándalo en EE.UU.

06-07-2014 BBC Mundo

"Centro de Control de Enfermedades, EE.UU."

@bbc_ciencia

El ántrax, una bacteria que vive en esporas inactivas, se activa al ser ingerida o inhalada por personas. De ser así, puede causar la muerte.

La buena noticia es que hay formas de inactivar la bacteria. La mala es que para hacerlo se necesita de radiación, y no todos los laboratorios están equipados con las tan necesarias y costosas máquinas de irradiación.

Razón por la cual científicos del Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) intentaron desarrollar una técnica de desactivar estas bacterias con sustancias químicas. Pero el experimento fue un fracaso.

El problema es que pensaron que sí había funcionado, y en el CDC unos 75 científicos terminaron expuestos al ántrax.

La exposición ocurrió entre el 6 y 13 de junio, pero sólo este jueves se dio a conocer la noticia.

Los trabajadores de tres laboratorios de la prestigiosa agencia estadounidense, que se encarga de la prevención y control de enfermedades y otros problemas de salud ambiental no sólo en EE.UU. sino también en el resto del mundo, manipularon y experimentaron con las muestras de la bacteria sin la protección adecuada.

Pensaban que el ántrax estaba inactivo.

Lea también: Temen infección por ántrax en decenas de científicos de EE.UU.

El resultado que no fue

En un comunicado, el CDC explicó que es posible que se hayan "rociado las esporas". Es decir, se esparcieron al aire.

El origen de este polémico error está en el objetivo del primer experimento, en el que científicos estaban desarrollando una forma de probar polvos y líquidos que pueden o no tener ántrax en laboratorios más pequeños con sustancias químicas, en lugar de radiación.

Después de que la bacteria fue tratada con las sustancias, se dejó 24 horas en incubación. Una vez cumplido el plazo, los investigadores vieron que las colonias no habían crecido, por lo que asumieron que la bacteria estaba muerta.

Pero, como explicó a los medios Paul Meechan, director de seguridad y salud ambiental del centro, "no funcionó tan bien como pensaron".

Esta bacteria que creían muerta se envió a laboratorios de menos seguridad, donde trabajan con organismos de bajo riesgo y -por consiguiente- los técnicos no están vacunados contra el ántrax ni usan equipos avanzados de protección.

Una vez que este segundo grupo de científicos terminó de usar las muestras, empezaron a eliminar las placas de Petri.

Para su asombro, y el del resto del mundo, se dieron cuenta que habían crecido colonias de ántrax. La bacteria había sobrevivido.

Cepa letal

Lo que agrava la situación es que se trataba de una cepa letal.

En diario estadounidense The New York Times informó que con frecuencia las investigaciones se hacen con una cepa mucho más segura, que se usa en las vacunas de animales.

"Puede infectar, pero no puede seguir reproduciéndose porque no tiene la capa exterior que la protege del sistema inmune animal", se lee en el artículo.

No obstante, en este caso se utilizó la cepa más peligrosa porque, de acuerdo con las declaraciones de Meechan, la prueba era justamente para detectar las más letales.

Ahora, los científicos afectados están siendo tratados con antibióticos, a pesar de que no han mostrado síntomas. Pero como normalmente el período de incubación es de más de dos semanas, y algunas veces puede llevar meses, es posible que los síntomas aparezcan más tarde.

Los síntomas a la exposición de ántrax incluyen úlceras en la piel, náusea, vómito y fiebre. Si no se trata, puede causar la muerte.

Si bien el CDC cree que sólo unas siete personas tuvieron contacto directo con las muestras, sospecha que son unos 75 individuos los que pudieron haber sido expuestos.

A todos se les aplicó un tratamiento con el antibiótico ciprofloxacina, así como una inyección de la vacuna contra el ántrax.

Entre tanto, la agencia está investigando las razones por las cuales se produjo este incidente. Y el FBI le dijo a la BBC que estaba colaborando.

El ántrax entró en la conciencia estadounidense y global en el 2001, cuando poco después de los ataques del 11 de septiembre empezaron a llegar cartas contaminadas con polvo de esta bacteria a medios de comunicación y oficinas de senadores estadounidenses.

Entonces, unas 22 personas resultaron enfermas y cinco murieron.

Síganos en Twitter @bbc_ciencia

BBC Mundo.com - Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC.

image beaconimage beaconimage beacon