La industria del coche eléctrico tiene muchos espacios donde ampliar presencia. Si con los vehículos de combustión no ocurría, con los eléctricos se está empezando a diferenciar con claridad los que nacen únicamente para recorridos urbanos y los que sirven para todo tipo de trayectos. Dentro de los primeros se puede encontrar Zetta, un coche que entrará en producción los próximos meses.

Este vehículo que ha conseguido una inversión de 1.150 millones de euros para entrar en producción es un coche 100% ruso que cuenta con el apoyo del Gobierno. Tanto es así que el mismo ministro de industria ha anunciado que entrará en producción a final de año con la idea de exportarlo a otros países.

A pesar de las imágenes, apenas se han dado datos concretos sobre sus prestaciones. El vehículo será de un tamaño muy reducido, con 160 cm de altura, 127 cm de ancho y 303 cm de largo, un mini eléctrico cuyo uso se restringirá a la ciudad. Pero aún con este tamaño se han colocado asientos para cuatro ocupantes.

Pero no hay que dejarse engañar solo por su tamaño, ya que se ha anunciado una velocidad máxima que rondaría los 120 km/h. Lo cierto es que no se han aclarado todavía aspectos como el motor o las baterías y su autonomía, aunque siendo un vehículo de este tipo para transporte urbano no se esperan excesos.

En todo caso, lo que sí se conoce es el precio, que rondará los 450.000 rublos, según Híbridos y Eléctricos, que son sobre 5.000 euros. Aunque faltaría por conocer cuál será su precio cuando se exporte y, en nuestro caso, si llega a España.

Tal como se puede ver en las imágenes, es un modelo de diseño simple y compacto que recuerda a los coches de uso compartido que hay en las grandes ciudades.

Ahora solo queda esperar a que el vehículo entre en producción y se conozcan las características técnicas que tiene y a qué países se exportará. ¿Será el coche eléctrico más barato? Es posible, pero bien sabemos que este sector no deja de sorprendernos todos los meses.