Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Chrysler retira el pedido de ayuda a Canadá por ver intereses políticos de fondo

EFE EFE 04/07/2014 EFE

Chrysler retira el pedido de ayuda a Canadá por ver intereses políticos de fondo

Toronto (Canadá), 4 mar (EFE).- El Grupo Chrysler informó hoy que retiró la petición a Canadá de 700 millones de dólares de ayuda financiera para sus dos plantas de montaje en el país, al considerar que dichos proyectos estaban siendo utilizados como un "arma política".

"Es evidente que nuestros proyectos están siendo utilizados como un arma política", algo que "en nuestra opinión, además de ser innecesario y erróneo, no beneficiará al final a Chrysler", señaló hoy este fabricante de automóviles estadounidense en un comunicado.

La empresa, que no dio mayores detalles, añadió que ahora "financiará con sus propios recursos cualquier necesidad de capital que las operaciones canadienses necesiten".

El Grupo Chrysler presentó en enero un plan de renovación de sus dos plantas de montaje en Canadá, situadas en las localidades de Windsor y Brampton, ambas en la provincia de Ontario, valorado en 3.600 millones de dólares.

La firma, presidida por el empresario Sergio Marchionne, anunció entonces que solicitaría 700 millones de dólares a las autoridades federales y provinciales canadienses.

Marchionne afirmó, sin embargo, que a pesar de la decisión de retirar la solicitud de financiación, el "compromiso con Canadá sigue firme".

"A nivel personal, como canadiense, lamentó mi fracaso en transmitir la naturaleza altamente competitiva de los mercados que ofrecen oportunidades manufactureras a los fabricantes de automóviles que operan a nivel global", agregó.

"Algunos de los ataques que acompañaron nuestro acercamiento inicial a los gobiernos federal y provincial revelan, aparte de conveniencia política, una vista en cierta manera limitada de Canadá como una potencia industrial en lo que es una economía sin fronteras", añadió.

Al mismo tiempo, Chrysler afirmó que tiene la intención de que la planta de montaje de Windsor sea la encargada "del desarrollo e industrialización" de la plataforma de la próxima generación de monovolúmenes y vehículos derivados.

El Grupo Chrysler es uno de los principales fabricantes del segmento de monovolúmenes en Norteamérica con sus modelos Chrysler Town & County y Dodge Caravan, que se producen en Windsor.

La renovación de Brampton permitirá que la planta siga siendo parte del proceso de producción de los modelos Chrysler 300, Dodge Charger y Dodge Challenger.

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

image beaconimage beaconimage beacon