Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Curar el sida, un reto posible pero aun distante tras años de grandes logros

EFE EFE 04/07/2014 EFE

Curar el sida, un reto posible pero aun distante tras años de grandes logros

Washington, 27 jul (EFE).- La XIX Conferencia Internacional del Sida concluye hoy con un renovado optimismo sobre una cura para el sida, un reto posible, según los expertos que participaron en el encuentro, pero aun distante tras años de grandes logros.

Los actuales tratamientos son efectivos para reducir los niveles en la sangre del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) que causa el sida y mantenerlo controlado, pero no son capaces de eliminarlo cuando está latente.

"Los medicamentos actuales tienen una alta eficacia con unos efectos secundarios mínimos si los comparamos con los fármacos de 10 o 20 años atrás", señaló a Efe el investigador del centro IrsiCaixa, Javier Martínez-Picado.

"Si se toman de forma sistemática y no hay intolerancia, deberían permitir controlar la réplica del virus de forma eficiente", sin embargo, "por muy buenos que sean, no curan la infección", ya que si dejan de tomarse, el virus reaparece.

La investigación se enfrenta ahora a dos grandes retos: la vacuna preventiva y nuevas estrategias para curar la infección para que los tratamientos con antirretrovirales sean limitados y puedan retirarse sin que el virus emerja.

Según explicó a Efe el médico y profesor de la Universidad de California en San Francisco Steven Deeks, el problema es que el virus está escondido en las células infectadas y los medicamentos actuales no pueden atacarlo, así que hay que "identificar fármacos que obliguen al virus a salir de su letargo para poder aniquilarlo".

Deeks indicó, de todos modos, que aunque la ciencia ya ha identificado el camino a seguir, todavía "no estamos cerca de algo que funcione, estamos todavía empezando".

El profesor destacó, entre los estudios pioneros, el liderado por David Margolis, de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, cuyo equipo ha utilizado un fármaco empleado contra la leucemia (vorinostat) para detectar el virus VIH-1 cuando se esconde en el interior de las células, lo que entorpece la eficacia de los antirretrovirales.

De momento hay un único caso en el mundo de cura, el del estadounidense Timothy Ray Brown, que se sometió a un complicado tratamiento que incluyó un trasplante de médula para tratar una leucemia mieloidea aguda que padecía con células seleccionadas.

Deeks, que ha estudiado en profundidad ese caso, subraya que fue una situación particular: "Nunca tomarías a una persona común con VIH y la someterías a un trasplante de médula. Es muy peligroso".

Aun así, el caso del conocido como "paciente de Berlín", fue aleccionador: "Es una evidencia, al menos, de que es posible una cura" aseguró el médico de California, que subrayó que inspiró a muchas personas y científicos a perseguir esa cura.

En cuanto a la esperada vacuna, Deeks aseguró que después de 20 años de intentos fallidos se han hecho "avances reales" en esta área en los últimos dos años y "no hay duda de que nos estamos acercando, aunque no estoy seguro lo lejos que estamos de lograrlo".

El doctor James Fitzgerald, Asesor Principal para Medicinas Esenciales y Biológicas, de la OPS/OMS, consultado por Efe, subrayó que la prevención es clave y destacó que "es imprescindible que tengamos una vacuna".

Fitzgerald consideró que con la tecnología actual "sí podemos tener una vacuna" y señaló que será un complemento, junto con las medidas de prevención, vital para acabar con la enfermedad.

En 2011 había 34,2 millones de personas que vivían con el VIH en el mundo, la cifra más alta registrada hasta el momento debido a la prolongación de la media de vida conseguida gracias a las terapias antirretrovirales, según la agencia de Naciones Unidas contra el Sida (ONUSIDA).

En una entrevista con Efe, Timothy Brown dijo desear dejar de ser la única persona curada de VIH en el mundo. "Quiero que esta cura sea transferida a cada persona en este mundo que ha sido infectada con el VIH y todo el mundo que resulte infectado" y que esta enfermedad "sea historia".

A los investigadores no les gusta dar plazos y se mantienen prudentes con las fechas, pero como se muestra en conferencias como la que se clausura hoy en Washington, la cura está en camino.

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

image beaconimage beaconimage beacon