Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Gobierno brasileño aprueba medidas para estimular el sector automovilístico

EFE EFE 04/07/2014 EFE

El Gobierno brasileño aprueba medidas para estimular el sector automovilístico

Brasilia, 21 may (EFE).- El ministro brasileño de Hacienda, Guido Mantega, anunció hoy un paquete de medidas que prevé reducciones en el impuesto sobre productos industriales para la compra de vehículos y de la tasa sobre operaciones financieras a personas físicas con el objetivo de estimular el sector del automóvil y el consumo.

En una rueda de prensa en Brasilia, Mantega precisó que la aprobación de las medidas tiene por objetivo contrarrestar el impacto de la crisis internacional.

"Estamos frente al agravamiento de la crisis financiera internacional", dijo el ministro, quien agregó que la situación "exige esfuerzos redoblados para mantener la tasa de crecimiento en parámetros razonables".

Además alertó de que si la situación en Grecia no se resuelve será más difícil alcanzar el objetivo de crecimiento del Gobierno a pesar de que, en su opinión, Brasil posee condiciones para "reaccionar a un agravamiento de la crisis".

El paquete de medidas prevé, entre otras, que el impuesto de productos industriales (IPI) sobre vehículos se reduzca hasta el 31 de agosto dependiendo del modelo y cilindrada.

En el caso de los automóviles de cilindrada hasta 1.000 c.c. acogidos al régimen de automoción brasileño el IPI desaparece al pasar del 7 por ciento al cero por ciento.

Mientras, para los automóviles de importación con esa cilindrada, el impuesto pasa del 37 por ciento al 30 por ciento.

Para los vehículos con cilindrada de 1.000 a 2.000 c.c de motor flex (alcohol y gasolina) la tasa pasará del 11 por ciento al 5,5 por ciento en el caso de estar sujeto al régimen de automoción y del 41 por ciento al 35,5 por ciento en los vehículos de importación.

Además, en vehículos de gasolina el IPI caerá del 13 por ciento al 6,5 por ciento en los automóviles producidos en Brasil y del 43 por ciento al 36,5 por ciento para vehículos de importación.

Asimismo, el ministro, quien compareció junto al titular de Industria, Fernando Pimentel, precisó que se aplicará un recorte en el impuesto sobre operaciones financieras (IOF) en los créditos para personas físicas, que pasará del 2,5 por ciento anual al 1,5 por ciento a partir de mañana.

Mantega calculó que con las medidas anunciadas el Gobierno dejará de recaudar 2.100 millones de reales (unos 1.026 millones de dólares) en tres meses.

En sintonía con el paquete anunciado por Mantega, el Banco Central anunció que modifica la regla de depósitos obligatorios en recursos a plazo para permitir a la banca disponer de unos 18.000 millones de reales adicionales (unos 8.800 millones de dólares) para créditos de financiación de vehículos.

Según un comunicado, el montante representa cerca de 10 por ciento del total de los créditos concedidos al segmento.

"Esta medida, además de conferir más dinamismo a un importante segmento de la economía, tiene como objetivo crear mejores condiciones para que las instituciones financieras adopten políticas de concesión de crédito anticíclicas sin comprometer los requisitos prudenciales", se agregó en la nota.

El Gobierno ha asegurado que ha escogido actuar sobre el sector automovilístico debido que supone más de un 20 por ciento del PIB industrial de Brasil.

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

image beaconimage beaconimage beacon