Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Salón de Detroit define los campos de batalla del sector para los próximos años

EFE EFE 04/07/2014 EFE

El Salón de Detroit define los campos de batalla del sector para los próximos años

Detroit (EE.UU.), 15 ene (EFE).- La segunda y última jornada para la prensa del Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica (NAIAS) celebrada hoy en Detroit terminó de perfilar los campos de batalla futuros en el sector: el pujante mercado chino y el recuperado segmento de las camionetas en Estados Unidos.

El día estuvo dominado con las presentaciones del primer vehículo eléctrico de Cadillac, los prototipos Ford Atlas y Nissan Resonance y la berlina deportiva de lujo Lexus IS.

Con todas las novedades reveladas, lo que está claro ahora son las tendencias y realidades para los próximos meses y años.

Para empezar, las realidades. Por un lado, los fabricantes de automóviles han recuperado la esperanza tras los duros años que culminaron en 2008-2009 con la gran crisis del sector en Norteamérica.

China y Estados Unidos van a tirar del carro, y con fuerza, en el futuro inmediato.

Por otro, Europa es el borrón. Todos han expresado en Detroit su preocupación por la crisis económica, su dramático efecto en las ventas y las nulas perspectivas de que la situación cambie en el corto plazo.

Las tendencias también son claras. En Norteamérica, tras la reestructuración de los últimos cuatro años ahora se está en pleno periodo de consolidación y delimitando los futuros campos de batalla.

Uno va a ser el de las camionetas "pickup", dominado por Ford y que está recuperándose rápidamente. Otro, el de los vehículos de lujo, un terreno descuidado por los Tres Grandes de Detroit (General Motors, Ford y Chrysler) lo que ha permitido a los fabricantes europeos y japoneses sacar el máximo provecho.

Y finalmente, los fabricantes estadounidenses apuntan sus armas al mercado chino, cuyo crecimiento es imparable.

En este sentido, Lincoln, la maltrecha marca de lujo de Ford que está en pleno proceso de renovación, ha anunciado su desembarco en China en la segunda mitad de 2014. Uno de los vehículos clave en ese mercado será la versión de calle del prototipo MKC presentado ayer en Detroit.

Chrysler, que está bajo control y gestión de Fiat, anunció que empezará a producir sus todoterrenos Jeep en China para venderlos en el país.

Por su parte, General Motors (GM), que en 2012 dominó las ventas en el mercado chino, quiere potenciar su marca de lujo, Cadillac, en el gigante asiático.

Hoy Cadillac presentó el vehículo eléctrico ELR, la versión de lujo del Chevrolet Volt. El fabricante dijo que el ELR le ayudará a convertirse en una marca global sin desprenderse de su imagen estadounidense.

"ELR es una combinación sin precedentes de lujo, ingeniería avanzada y diseño coupé, que es a la vez deportivo y medioambientalmente responsable", indicó el vicepresidente global de Cadillac, Bob Ferguson, que presentó el nuevo vehículo hoy a la prensa en Detroit.

El objetivo de Lincoln y Cadillac no es sólo el mercado chino sino también el doméstico, bajo control de marcas como Lexus, BMW, Audi y Mercedes.

El presidente de Ford, Alan Mulally, lanzó el lunes una advertencia a la marca de lujo de Toyota: "estamos colocando Ford/Lincoln directamente en el corazón del mercado de Lexus".

La respuesta de Toyota vino hoy, con el debut mundial del Lexus IS, una berlina deportiva que estará disponible en varias versiones, una de ellas híbrida, la primera IS con esta tecnología.

Los fabricantes europeos tampoco van a descuidar el mercado norteamericano. En Detroit han seguido revelando nuevas armas: Audi ha soltado su "bestia", el RS 7 Sportback; Mercedes la atractiva nueva Serie E; y BMW el prototipo coupé de la nueva Serie 4.

La otra batalla norteamericana son las camionetas "pickup", un segmento que proporciona una gran rentabilidad pero que también es parte de la esencia estadounidense.

La Serie F de Ford es el rey indiscutible. Durante 36 años consecutivos ha dominado el segmento. Y desde hace 31 años, la Serie F es el automóvil de más ventas de Estados Unidos.

GM y el Grupo Chrysler quieren cambiar las reglas del juego. Ayer, Chrysler consiguió el prestigioso galardón de Camioneta del Año 2013 con su "pickup", el Ram 1500. Hoy Mulally no le dio mayor importancia al premio y dijo que la Serie F de Ford es la preferida por el público estadounidense.

Pero también dijo que se toma a sus rivales muy en serio y desveló el prototipo Atlas que en un año podría estar en la calle como la siguiente generación de la Serie F. "Nuestro objetivo es seguir siendo el líder", dijo Mulally.

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

image beaconimage beaconimage beacon