Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Empleados de GM aceptan acuerdo que garantiza 750 de 1.598 empleos en Brasil

EFE EFE 04/07/2014 EFE

Río de Janeiro, 28 ene (EFE).- Los empleados de uno de los complejos de General Motors (GM) en Brasil aprobaron hoy un acuerdo negociado entre la dirección de la empresa y los sindicatos que garantiza 750 de 1.598 empleos que estaban en riesgo, por los que amenazaban con una huelga, según fuentes sindicales.

El acuerdo alcanzado el sábado tras nueve horas de negociaciones fue refrendado en la mañana de este lunes por la mayoría de los casi 7.500 empleados de las siete plantas que el fabricante de automóviles tiene en la ciudad brasileña de Sao José dos Campos, informó el Sindicato de Metalúrgicos de este municipio.

El anuncio de que General Motors desactivaría una de sus plantas en Sao José dos Campos con 1.598 trabajadores venía provocando tensiones entre la dirección de la empresa y los sindicatos desde hacía seis meses, así como seguidas amenazas de huelga.

Los trabajadores del complejo llegaron a paralizar sus actividades por 24 horas el martes de la semana pasada, cuando incluso bloquearon la Vía Dutra, la principal carretera de Brasil por comunicar las ciudades de Río de Janeiro y Sao Paulo.

El acuerdo aprobado pone fin a las discusiones que comenzaron en agosto del año pasado, cuando la empresa anunció su decisión de desactivar la planta de Montaje de Vehículos Automotores en la que produce el modelo Classic.

General Motors se comprometió ahora a mantener las actividades de la planta por lo menos hasta diciembre de este año, aunque con sólo 750 empleados, un poco menos de la mitad de los 1.598 que amenazaba con despedir, y a invertir 500 millones de reales (250 millones de dólares) en la ampliación de otra unidad.

El acuerdo igualmente prorroga hasta abril próximo el contrato de 779 de los empleados que desde el año pasado están suspendidos temporalmente, pero que continúan recibiendo normalmente su salario.

El fabricante igualmente amplió el Programa de Despido Voluntario, que prevé el pago de indemnizaciones especiales a los empleados que presenten su renuncia, y aceptó un aumento del salario mínimo que ofrece a los trabajadores en Sao José dos Campos.

"Fue el acuerdo posible ya que impidió el cierre de la planta y garantiza inversiones en la unidad", afirmó el presidente del sindicato de metalúrgicos de Sao José dos Campos, Antonio Ferreira de Barros, al referirse a un compromiso que aún deja en peligro el empleo de 848 trabajadores, algunos de los cuales aún podrán ser transferidos a otras unidades. EFE

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

image beaconimage beaconimage beacon