Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Familiares de víctimas de accidentes protestan frente a sede de GM en Detroit

EFE EFE 04/07/2014 EFE

Washington, 9 jun (EFEUSA).- Familiares de víctimas de accidentes provocados por el defecto en el sistema de ignición de automóviles de General Motors (GM) protestaron hoy frente a la sede de la compañía en Detroit pocas horas antes de que se inicie la junta anual de accionistas del fabricante.

Alrededor de unas veinte personas se concentraron frente al Renaissance Center, a orillas del río Detroit, para protestar contra la compañía que retrasó durante años la reparación de centenares de miles de vehículos afectados con el defecto.

Los manifestantes, algunos de ellos con camisetas en las que se leía "Superviviente de la llamada a revisión de GM" y pancartas en las que se acusaba a la compañía de mentir, dijeron que quieren que los accionistas presionen a General Motors.

Para este martes está previsto que se celebre en el Renaissance Center la junta de accionistas de General Motors a la que se espera asistan centenares de personas.

En febrero de este año, GM llamó a revisión 2.591.406 vehículos en Norteamérica afectados por un defecto en el sistema de ignición que ocasiona el apagado involuntario e imprevisto del motor cuando el automóvil está en funcionamiento.

El apagado del motor provoca la desconexión de varios sistemas del automóvil afectado, incluido el sistema de airbag.

Tras la llamada a revisión en febrero, GM empezó a ser investigada por las autoridades estadounidenses para determinar por qué tardó años en detectar el problema que afecta a modelos de 2003 a 2011.

GM reconoció que el problema había causado decenas de accidentes en Norteamérica y al menos 13 muertos, aunque se sospecha que la cifra puede ser mucho mayor.

Las investigaciones han revelado que empleados de GM sabían del problema desde hace más de una década pero no actuaron para resolverlo.

La semana pasada, GM dio a conocer un informe interno realizado por una firma de abogados contratada por el fabricante que reveló que empleados de la empresa habían actuado con "incompetencia y negligencia".

Según el informe de 315 páginas preparado tras entrevistar a 230 empleados de GM y revisar millones de documentos, "durante más de una década, el personal de GM falló en buscar, compartir o recoger conocimiento y ese fracaso tuvo graves consecuencias".

Al presentar el informe, la consejera delegada de GM, Mary Barra, calificó la actuación de la compañía como "inaceptable" y anunció la creación de un programa de compensaciones para las víctimas y sus familiares.

GM no ha anunciado cuánto dinero destinará al programa. De momento, ya ha presupuestado un coste de unos 1.300 millones de dólares para el programa de reparación de los 2,6 millones de vehículos afectados por el defecto. EFEUSA

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2014, todos los derechos reservados

image beaconimage beaconimage beacon