Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ford, obligada a reducir la calificación de consumo del C-Max híbrido

EFE EFE 04/07/2014 EFE

Ford, obligada a reducir la calificación de consumo del C-Max híbrido

Madrid, 18 ago (EFE).- La compañía Ford se ha visto obligada a cambiar la calificación de consumo de combustible de la versión híbrida del modelo C-Max ante la presión de la Agencia de Protección de Medioambiente de EEUU y la polémica surgida entre los compradores, por detectar un consumo más elevado del publicitado.

Comercializado inicialmente con un registro de 47 millas por galón (5 litros cada 100 kilómetros) Ford ha cambiado la calificación a 43 millas por galón (5,5 litros), un 8,5 % más de consumo y, además, ha anunciado que compensará con 550 dólares a los compradores de este modelo híbrido y con 325 dólares a los que han adquirido el coche mediante renting.

Son alrededor de 32.000 los propietarios de C-Max híbridos susceptibles de recibir estas compensaciones, según los datos de Ford. El precio del C-Max híbrido comienza en 25.995 dólares en el mercado estadounidense, incluido el transporte.

Ford, relata el periódico digital Automotive News, se ha tenido que enfrentar en las últimas semanas a fuertes críticas y a demandas judiciales porque el consumo registrado por los usuarios del C-Max híbrido es peor del declarado en el etiquetado oficial de eficiencia.

La automovilística y la EPA (Environmental Protection Agency) han informado que la nueva calificación en el C-Max será 43 mpg (5,5 litros) en ciclo combinado, 45 mpg (5,2 litros) en ciudad y 40 mpg (5,9 litros) en carretera.

La Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos ha precisado que no tomará ninguna medida más contra Ford, porque "no hizo nada ilegal", ha dicho Christopher Grundler, jefe de la oficina de transporte de la EPA, en una entrevista con Automotive News.

En su declaración pública inicial, la EPA se ha atribuido en parte la responsabilidad porque de debe a sus propias normas de etiquetado de consumo de combustible, ya que algunas datan de 1977 y se ha comprometido a actualizarlas para que reflejen mejor la evolución de la industria y estén más cerca de la realidad.

Ford, por su parte, ha explicado que la compañía hizo las pruebas bajo las normas de la EPA y siguiendo los mismos criterios que para el modelo Fusion híbrido. A partir de ahora, Ford hará pruebas del C-Max al margen de estas normas,

Ford es el segundo fabricante de automóviles a dar marcha atrás en las reclamaciones de consumo de combustible el año pasado bajo la presión de la EPA.

Hyundai y su filial Kia acordaron en noviembre cambiar las etiquetas de consumo de la mayoría de sus modelos después de que la agencia descubriera que las marcas presentaban resultados viciados por una de las pruebas utilizadas para calcular los consumos.

Los modelos de Hyundai y Kia con etiquetas que anunciaban una eficiencia de 40 mpg (5,9 litros) en carretera recibían un nuevo etiquetado con valores de 36 a 8 millas por galón (6,5 a 6,2 litros cada cien kilómetros).

Hyundai y Kia indemnizaron a los propietarios de 900.000 vehículos, para lo que Hyundai tuvo que desembolsar 225 millones de dólares y Kia 187 millones dólares para cubrir los reembolsos, según datos de Bloomberg citados por Automotive News.

En relación a Ford, este medio considera que las correcciones del etiquetado del consumo son un golpe para la imagen cuidadosamente cultivada por la compañía como líder ahorro de combustible, un principio básico que Alan Mulally, consejero delegado de Ford ha destacado desde que se unió a la compañía en 2006.

Sin embargo, los valores de consumo publicitados por Ford pronto tropezaron con las experiencias reales de los clientes. Al menos dos demandas colectivas fueron presentadas contra la empresa en nombre de los consumidores que alegaban que Ford los engañó con las reclamaciones de consumo de combustible.

Una fue presentada en California y se retiró el pasado mes de febrero, mientras otra demanda, presentada en Massachusetts, se encuentra pendiente de juicio.

El mes pasado, Ford anunciaba modificaciones de software en 2014 para mejorar la economía de combustible de sus híbridos y otros cambios de ingeniería en los C-Max que salgan a la venta en diciembre.

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

image beaconimage beaconimage beacon