Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

GM dice que asumirá responsabilidades tras ignorar una década fallos mortales

EFE EFE 04/07/2014 EFE

Jairo Mejía

Washington, 1 abr (EFEUSA).- La consejera delegada de General Motors (GM), Mary Barra, se enfrentó hoy a una complicada audiencia ante el Congreso en la que prometió que el gigante del motor investigará a fondo y asumirá responsabilidades por haber ignorado durante una década defectos en sus vehículos que podrían haber causado 13 muertes.

Barra, que solo lleva dos meses y medio al frente de la compañía pero ha trabajado para GM durante prácticamente toda su vida laboral, dijo que desconoce por qué no se llamó a revisión a los modelos que usaban una pieza defectuosa hasta comienzos de este año, pese a que el problema se identificó entre 2001 y 2004.

"Tan pronto como conocimos el problema, actuamos sin dudarlo", indicó Barra, quien reiteró en varias ocasiones que la "GM de hoy en día" hará lo necesario para corregir "los errores del pasado".

Barra explicó a los congresistas que personalmente estuvo al corriente del defecto a finales de enero de 2014, poco antes de que se iniciaran las llamadas a revisión, que afectan por el momento a casi 2,6 millones de unidades.

Los congresistas intentaron determinar si GM quiso ocultar o minimizar el problema mecánico desde 2005 con la connivencia del regulador de seguridad en carretera (NHTSA), que examinó el problema en 2007 y 2010, pero decidió no tomar medidas.

Un muelle defectuoso del tambor de arranque podía provocar el cierre del circuito eléctrico, apagar el motor, bloquear la dirección asistida y, en su punto más grave, evitar la activación del airbag en una colisión.

Al menos 32 accidentes y 13 muertes han sido vinculados a la pieza defectuosa, que desencadenaba una serie de fallos que en determinados casos tornaban en mortales siniestros que no deberían haber tenido consecuencias tan graves.

"Hace más de una década GM se embarcó en un programa de utilitarios... no puedo decirles por qué llevó años que se anunciara un defecto de seguridad en ese programa, pero les puedo asegurar que lo averiguaremos", afirmó Barra.

La ejecutiva de 52 años dijo que el Departamento de Justicia tiene libertad total para investigar a la compañía y llegar "hasta donde los hechos le lleven, independientemente del resultado".

No obstante, Barra se escudó en que la investigación interna de la compañía está llevándose a cabo y que no puede dar prematuramente información detallada sobre los problemas o responsables de la falta de acción.

En lo que va de año, GM ha llamado a revisar millones de vehículos que podrían tener un sistema de arranque defectuoso en los modelos Chevrolet Cobalt, HHR; Saturn Ion, Sky, y Pontiac G5 y Solstice fabricados desde 2004 a 2010.

GM recibió más de un centenar de quejas sobre problemas que llevaban a que los vehículos se apagaran en plena marcha e incluso ingenieros de la compañía llegaron a identificar la pieza defectuosa.

En 2007, la multinacional comenzó a sustituir discretamente la pieza defectuosa por otra que fijaba con más fuerza el tambor de arranque, lo que según algunos congresistas prueba los intentos de ocultar el problema.

Un investigador contratado por la familia de una de las víctimas descubrió en 2012 que el sistema que activa el motor a través de la llave en un modelo afectado era ligeramente diferente, pese a lo cual la modificación se había ocultado bajo el mismo número de identificación de la pieza.

Barra dijo que esa práctica es "inaceptable", pero negó conocer a los responsables o si la cultura empresarial previa a la bancarrota de 2009, que reestructuró al gigante de Detroit, fue responsable de un intento de ocultación.

Debido al proceso de suspensión de pagos de 2009, GM está libre de responsabilidades por accidentes previos a la suspensión de pagos y a la reestructuración, pero Barra dijo hoy que considera que "GM tiene responsabilidades legales y civiles" por lo ocurrido.

La supuesta ocultación de los defectos se llevó a cabo durante los peores años de GM, debido a las constantes pérdidas que llevaron al que fuera el primer fabricante mundial de automóviles a declarar la suspensión de pagos en 2009, y a embarcarse en los últimos años en una reforma y un lavado de cara para volver al beneficio. EFEUSA

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

image beaconimage beaconimage beacon