Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La apertura del nuevo aeropuerto de Berlín sufre un nuevo y penoso retraso

EFE EFE 04/07/2014 EFE

La apertura del nuevo aeropuerto de Berlín sufre un nuevo y penoso retraso

Berlín, 8 may (EFE).- El nuevo aeropuerto internacional Willy Brandt de Berlín, que pretende devolver a la capital alemana su importancia como nudo de comunicaciones, ha sufrido un nuevo retraso en su apertura causado por fallos de seguridad en su terminal.

La inauguración oficial del aeródromo, con la presencia de la canciller alemana, Angela Merkel, el alcalde-gobernador de Berlín, Klaus Wowereit, y el primer ministro del estado federado de Brandeburgo, Matthias Platzeck, estaba prevista para el próximo día 24, y su entrada en funcionamiento, el 3 de junio.

No obstante, la sorpresa llegaba hoy cuando el director del nuevo aeropuerto, Rainer Schwarz, anunciaba el retraso del funcionamiento de la nueva terminal al menos hasta después del verano debido a problemas en materia de seguridad contra incendios.

Con el nuevo aeropuerto de Berlín concluirá la centralización, a 18 kilómetros al suroeste del corazón de la capital, del tráfico aéreo berlinés tras la reunificación del país, que comenzó con la clausura del aeródromo de Tempelhof el 30 de octubre de 2008.

El cierre del aeródromo de Tegel y la reconversión del de Schönefeld en terminal VIP tras 42 y 66 años de servicio, respectivamente, coincidirá con la entrada en funcionamiento del nuevo aeropuerto en una nueva fecha todavía sin determinar.

"Con la inauguración del aeropuerto de Berlín-Brandeburgo comienza una nueva era para la región capitalina", afirmaba recientemente su director.

El nuevo aeródromo, situado al sur del de Schönefeld, llevará el nombre del Premio Nobel de la Paz, alcalde socialdemócrata de Berlín entre 1957 y 1966 y canciller federal entre 1969 y 1974, Willy Brandt.

"La política de Brandt marcó durante décadas la imagen de la república federal, su manera de obrar se convirtió en símbolo de la paz y la libertad en Europa. Y ahora, su nombre en el aeropuerto -y eso nos congratula enormemente- da la bienvenida al mundo desde Berlín", declaraba recientemente Wowereit.

El aeropuerto internacional -con el código IATA de tres letras BER- tendrá una capacidad inicial de hasta 27 millones de pasajeros en 2012, que puede ser ampliada para recibir hasta 45 millones.

Un total de 75 aerolíneas operarán desde Berlín -ciudad que llegó a tener cuatro aeropuertos en tiempos de la Alemania dividida-, con una oferta de 173 destinos en 50 países.

Las nuevas instalaciones aprovecharán la pista sur de despegue y aterrizaje de Schönefeld, que ahora quedará situada al norte del nuevo aeropuerto, a la que se sumará otra pista en el sur.

El nuevo aeródromo tendrá una superficie de 1.470 hectáreas, lo que corresponde a unos 2.000 campos de fútbol.

La terminal, de seis plantas y una fachada acristalada de 33.000 metros cuadrados, combina arquitectura moderna y tradición regional, con formas geométricas y elementos arquitectónicos extraídos de la escuela de Karl Friedrich Schinkel y la Bauhaus.

El aeropuerto contará con una estación de trenes debajo de la terminal y unas 10.000 plazas de aparcamiento, además de alrededor de 150 tiendas, restaurantes y servicios en una superficie de más de 20.000 metros cuadrados y con cerca de 1.500 empleados.

El área próxima al recinto aeroportuario quedará completada, además, con un hotel de cuatro estrellas con zona de oficinas y lugar de conferencias y un centro de negocios.

Desde noviembre del año pasado se realizan pruebas en el futuro aeropuerto internacional con la participación de unas 15.000 personas del personal de trafico en tierra, seguridad, las aerolíneas y el propio aeródromo.

A ellos se suman desde febrero alrededor de 10.000 voluntarios que ponen a prueba el funcionamiento de los servicios básicos del aeródromo en calidad de "pasajeros".

El traslado de Tegel y Schönefeld al nuevo aeropuerto, suspendido ahora hasta nueva orden, comenzó en abril, pero el gran desafío logístico se iba a producir en la noche del 2 al 3 de junio.

Esta es la segunda ve que se retrasa la inauguración del Willy Brandt, después de que en junio de 2010 se descartara la fecha inicial de noviembre de 2011 y se pospusiera la apertura al 3 de junio de 2012.

Elena Garuz

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

image beaconimage beaconimage beacon