Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Menos helado y más verdura para combatir el calor, advierten expertos en EE.UU.

EFE EFE 04/07/2014 EFE

Menos helado y más verdura para combatir el calor, advierten expertos en EE.UU.

Washington, 21 ago (EFE).- Para combatir el calor de este verano, la Sociedad Americana de Química de EE.UU. recetó hoy comer menos helados, que son más un placebo que un auténtico refrescante corporal, y más frutas y verduras, que son básicamente agua.

"Los helados refrescan cuando se comen, pero crean calor a medio plazo debido a sus altos niveles de proteínas", advirtió en una rueda de prensa Sara Risch, que dirige una consultora de temas vinculados con la alimentación.

En cambio, la fórmula tradicional de las verduras y las frutas nunca falla: asequibles, sencillas, pueden llegar a ser 90 % líquido y constituyen "un fabuloso paquete de agua para el cuerpo", elogió la bioquímica Shirley Corriher, especializada en la aplicación de la ciencia en la cocina.

Las dos expertas tienen sus favoritos: el apio, la sandía bien fresca, y el pepino, este último incluso en bocadillo, como marca la tradición anglosajona.

Durante el encuentro "Comer frío: qué comer para combatir el calor" que organiza la Sociedad Americana de Química y que se celebra en Filadelfia los expertos también alabaron la familia de los melocotones y los albaricoques.

Risch y Corriher recomendaron los cereales integrales, ricos en minerales como el magnesio que ayudan a recuperarse de actividades veraniegas en las que se suda mucho, y especias picantes como la pimienta, que también desarrollan un efecto de termostato en nuestros cuerpos.

El té, especialmente de menta, y otras bebidas calientes ayudan a sudar, a liberar calor corporal y a contrarrestar las efectos de las altas temperaturas de este caluroso verano, tanto en América del Norte como en Europa.

El agua siempre será más efectiva si es del tiempo en vez de fría, ya que equilibra la temperatura corporal, y tendrá el efecto deseado tanto con gas como sin.

Y el vino, con moderación, también puede ser un buen termostato natural contra las altas temperaturas.

Los asistentes mostraron su interés por la cerveza y el placer que puede producir bien fría después de una jornada calurosa: "Un par de botellines individuales pueden estar bien, pero no un par de paquetes de seis botellas cada uno", respondieron con humor las expertas, que pidieron "moderación".

La Sociedad Americana de Química de EE.UU. destacó que el próximo paso de los científicos es reunir en un solo producto alimentario los beneficios del agua, el picante y los cereales integrales.

Si hay barritas energéticas, tendría que haber "barritas del frío", propusieron.

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

image beaconimage beaconimage beacon