Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Nueva Zelanda ofrecerá anticonceptivos a las mujeres que cobran subsidios

EFE EFE 04/07/2014 EFE

Nueva Zelanda ofrecerá anticonceptivos a las mujeres que cobran subsidios

Sídney (Australia), 8 may (EFE).- Nueva Zelanda va a poner en marcha un plan para financiar métodos anticonceptivos a mujeres que dependen de ayudas estatales, con el objetivo de evitar que tengan más hijos para prorrogar o aumentar los subsidios que reciben y que ha sido calificado de "insultante" por asociaciones sociales.

La iniciativa del Gobierno conservador del primer ministro, John Key, que intenta reducir la carga que las ayudas suponen para el erario público, también obligará a las madres que tienen otro hijo mientras reciben subsidios a buscar trabajo a tiempo parcial al cabo de un año.

El Gobierno, que ya reparte preservativos de forma gratuita, destinará unos 795.000 dólares (609.000 euros) al programa, que prevé ofrecer gratis dispositivos intrauterinos.

Primero se entregarán a las adolescentes en paro, a partir de julio próximo, y tres meses después a todas las mujeres con subsidios y a sus hijas de entre 16 y 19 años.

La ministra neozelandesa de Desarrollo Social, Paula Bennett, dijo ayer que la medida pretende incentivar la formación y la incorporación al mercado laboral de personas que cobran ayudas, sobre todo de madres adolescentes proclives a tener más hijos y depender a largo plazo de la seguridad social.

El plan no ha gustado a asociaciones de apoyo social como el Grupo de Acción contra la Pobreza en Auckland, que considera el programa una intromisión del Gobierno "completamente inaceptable" en la reproducción de las mujeres.

"Lo que nos preocupa es que haya presiones e intimidaciones para que las mujeres acudan a estas citas médicas sobre anticoncepción. Hay grupos comunitarios y religiosos que creen que el Estado no debería tener un papel en la vida reproductiva de las mujeres", dijo la portavoz del Grupo de Acción, Sue Bradford, en declaraciones difundidas por medios locales.

Por su parte, la representante del Servicio de Consultoría a los Beneficiarios de Christchurch, Rebecca Occleston, tachó la medida de "insultante" y acusó a las autoridades de dar por hecho que las mujeres que se benefician de las ayudas sociales procrean de forma deliberada para obtener más subsidios.

Bennett descartó estas acusaciones y afirmó que el plan sólo pretende ofrecer alternativas y favorecer la planificación familiar.

"Lo que decimos es que si el coste (de los anticonceptivos) supone una barrera, vamos a dar ayudas para superarla ofreciendo otras opciones", indicó la ministra a Radio New Zealand.

Actualmente, Nueva Zelanda ofrece ayudas sociales por desempleo, discapacidad o enfermedad. Unos 330.000 neozelandeses en edad de trabajar cobran subsidios y unos 140.000 viven de esas ayudas desde 1993, según datos del Gobierno.

Las mujeres representan poco más del 60 por ciento de los beneficiados y la comunidad maorí acapara un tercio, mientras que al menos 235.000 menores de 14 años dependen de una persona que recibe las subvenciones.

Ante estas cifras, el grupo conservador Family First NZ salió en defensa de la medida gubernamental al denunciar que un 20 por ciento de las mujeres que reciben ayudas sociales tienen más hijos mientras son subvencionadas.

El director nacional de esa organización, Bob McCoskrie, aseguró en medios locales que las ayudas sociales son importantes en casos "extremos", pero denunció que ofrecer este tipo de subvenciones a largo plazo "promueve el aumento de la tasa de madres solteras y familias pobres con un solo padre y reduce la tasa de matrimonios".

Las familias monoparentales reciben cada semana 252 dólares (194 euros) de ayuda estatal, según los datos del Gobierno.

Rocío Otoya

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

image beaconimage beaconimage beacon