Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

PSA negocia una cooperación para su filial financiera con el Santander

EFE EFE 04/07/2014 EFE

París, 15 feb (EFE).- El grupo automovilístico francés PSA Peugeot Citroen que la próxima semana anunciará la entrada en su capital del chino Dongfeng y del Estado francés, discute en paralelo una alianza para su filial financiera con el banco español Santander, publica hoy "Le Figaro".

Según el diario francés, una vez que el grupo PSA detalle la reestructuración de su accionariado, con toda seguridad coincidiendo con la presentación de los resultados anuales mañana domingo, oficializará negociaciones exclusivas con el Santander.

El objetivo será constituir filiales comunes destinadas a la actividad de concesión de créditos para la adquisición de los automóviles del fabricante francés.

Aunque PSA no se plantea ceder su filial financiera, con la que gana dinero, de lo que se trata es de, con el soporte de la entidad española, liberar una parte de su capital movilizado ahora para el negocio crediticio para poderlo dedicar a la actividad industrial.

PSA Banque ha conseguido seguir financiándose en los últimos tiempos gracias a la garantía de 7.000 millones de euros para acudir a los mercados que le viene ofreciendo el Estado francés desde octubre de 2012.

La prensa económica francesa ya se había hecho eco el pasado mes de noviembre de negociaciones entre el Santander.

En concreto, "Les Echos" precisó que se trataba de que el banco español se hiciera con una parte de la filial financiera de PSA y el establecimiento de una alianza en Brasil.

El consejo de vigilancia de la compañía francesa se reúne el martes para aprobar las cuentas de 2013 y sobre todo dar el visto bueno a la ampliación de su capital, con la entrada de sus socios chinos de Dongfeng y del Estado francés con un 14 % cada uno, lo mismo que tendrá la familia Peugeot, que verá así reducida.

Según "Le Figaro", la inyección de capital será de 3.000 millones de euros, una cifra que podría subir hasta 4.000 millones, y los tres socios estarán unidos por un pacto de accionistas de diez años de duración que impedirá a cualquiera de ellos incrementar su parte.

El presidente del consejo, Thierry Peugeot, tendrá que dejar su puesto, para el que se barajan nombres como el del expresidente de EADS, Louis Gallois, o el de Patricia Barbizet.

Por lo que respecta a la dirección ejecutiva, ya está programada la sustitución de Philippe Varin, que ha llevado las riendas desde 2009 por Carlos Tavares, que fue el "número dos" de su principal competidor, Renault. EFE

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

image beaconimage beaconimage beacon