Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un hombre con fallo cardiaco tiene un 31 por ciento más riesgo de morir que una mujer

EFE EFE 04/07/2014 EFE

Un hombre con fallo cardiaco tiene un 31 por ciento más riesgo de morir que una mujer

Madrid, 17 mar (EFE).- Un equipo de cardiólogos españoles ha confirmado que, en pacientes con insuficiencia cardiaca, las mujeres tienen mayor supervivencia que los hombres dado que su corazón responde mejor que el del varón.

Así se desprende del mayor estudio publicado hasta ahora en el mundo sobre insuficiencia cardiaca y género con más de 40.000 pacientes examinados, que se publica hoy en el 'European Journal of Heart Failure'.

Según los datos aportados por esta investigación, realizada por médicos del Hospital madrileño Gregorio Marañón, y, en opinión del cardiólogo y autor principal del estudio, Manuel Martínez-Sellés, "el sexo del paciente es un elemento decisivo en cuanto al pronóstico de la insuficiencia cardiaca ya que en estos pacientes el corazón de la mujer responde mejor que el del hombre".

El fallo cardiaco es un trastorno que incapacita al corazón para bombear suficiente sangre a los tejidos del organismo, aunque no todas las personas que lo padecen fallecen en breve y muchas de ellas sobreviven durante años.

Los datos del estudio valoraron la supervivencia a más de tres años de seguimiento de hombres y mujeres, y mostraron que la tasa de mortalidad entre ambos sexos es muy similar.

Sin embargo, al ajustar los datos en función de la edad se comprobó que los hombres tenían un 31 por ciento de riesgo mayor que las mujeres, y que el sexo masculino era un factor de riesgo independiente a tres años.

Aún no están claras las razones biológicas de este mejor pronóstico en las mujeres, pero los autores del estudio creen que puede deberse a que éstas tienen mejor preservación de la función del ventrículo derecho, una mayor protección contra las arritmias y una mejor recuperación de la cicatrización del corazón tras sufrir un ataque cardiaco.

Estas ventajas, añaden, podrían relacionarse con el embarazo o con la herencia genética específica del sexo femenino.

Esta investigación también demuestra que los pacientes con fallo cardiaco con una contracción del ventrículo izquierdo (fracción de eyección) normal tienen un menor riesgo de mortalidad.

Se da la circunstancia que esta fracción de eyección normal es más común entre las mujeres que entre los hombres, lo que, en opinión de los autores, "también contribuye a una mayor supervivencia para estos pacientes", explica Martínez-Sellés.

El estudio, conocido como Maggic, está coordinado por Martínez-Sellés y se ha realizado con 41.949 pacientes, de los que el 67 por ciento son hombres (28.052) y el 33 por ciento mujeres (13.897), con los datos aportados por 31 exámenes a tres años de seguimiento en los que han participado también cardiólogos de Nueva Zelanda, Francia, Reino Unido, Suecia y Dinamarca.

En ellos se han valorado la edad, la función sistólica del ventrículo izquierdo, la etiología, la diabetes y las diferencias de pronóstico entre hombres y mujeres

El estudio de los cardiólogos del Gregorio Marañón no es el primero que tiene como objetivo investigar la relación entre el género y la supervivencia de pacientes con fallo cardiaco, aunque es el que ha examinado un mayor número de casos.

Un estudio de la Universidad de Duke en Durham (Estados Unidos) hecho público el año pasado en Chicago durante las sesiones científicas anuales de la Asociación Americana del Corazón llegaba a la misma conclusión: Que las mujeres con fallo cardiaco viven más que los hombres que padecen la afección.

Los investigadores estadounidenses recopilaron datos de cinco ensayos clínicos con participantes que recibían fármacos para tratar el fallo cardiaco.

En total, los ensayos incluían más de 11.000 pacientes de los que un 24 por ciento eran mujeres.

Ese estudio destacaba que conocer las diferencias de género en lo referente al fallo cardiaco permitirá desarrollar terapias más específicas.

Copyright (c) Agencia EFE, S.A. 2011, todos los derechos reservados

image beaconimage beaconimage beacon