Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Argentina sigue sin ofrecer nada a Messi

logotipo de Sport Sport 22/03/2019
El vídeo de la espectacular promoción de Argentina por la vuelta de Messi © Proporcionado por Zeta Digital S.L.U. El vídeo de la espectacular promoción de Argentina por la vuelta de Messi

Nada ha cambiado en Argentina. Ni los nueve meses que han pasado desde la eliminación del Mundial de Rusia. Ni la presencia de un nuevo seleccionador, Lionel Scaloni -el noveno en la 'era Messi'-, ni el rejuvenecimiento del equipo. Argentina sigue sin ofrecer nada a un Leo Messi que volvió a vivir una noche de frustración en su regreso a la selección.

El partido estuvo marcado por el madrugador tanto de Rondón. El delantero del Newcastle ganó la espalda de Osorio, pinchóde forma primorosa un pase milimétrico desde 30 metros del espanyolista Rosales, se plantó solo ante Armani y le batió con un disparo a media altura inapelable.

El 0-1 pesó como una losa en las piernas de los argentinos, que estuvieron a merced de la 'vinotinto' durante la primera media hora de juego, hasta que Messi decidió tomar las riendas.

El delantero del Barça, que solo había aparecido en un lanzamiento directo de falta, retrasó su posición para entrar en contacto con el balón y devolver a la albiceleste al partido.

El '10' abrió el tarro de las esencias con una jugada individual en la que fue sorteando rivales hasta colocar un centro medido a la cabeza de Lautaro Martínez, que se topó con Faríñez.

En el saque de esquina consecuente, Messi volvió a dejar a dos defensas sentados dentro del a'rea, pero su centro no encontró rematador.

El crack argentino volvió a poner a prueba a Faríñez con un disparo desde la frontal que el meta de Venezuela sacó con mucha dificultad. Y aún sirvió otro centro de gol a Lautaro Martínez, que no encontró portería.

Messi estaba ya metido en el partido y ni siquiera acusó el mazazo que supuso el 0-2 al borde del descanso. Rondón había avisado con un cabezazo que se perdió lamiendo el larguero y Murillo, con un gol a lo Coutinho, no perdonó a la siguiente.

El delantero del Barça comandó la reacción iniciando la jugada del 1-2. Conducción y apertura para Lo Celso, que sirvió el gol a Lautaro Martínez. Y siguió apareciendo una y otra vez sin encontrar ayuda.

El blaugrana acabó arrojando la toalla cuando el joven Foyth cometió un infantil penalti sobre Josef Martínez que el propio delantero del Atlanta transformó el el definitivo 1-3.

Messi ya sabe que la vida, para él, no cambia en Argentina. Y quizá no lo haga nunca

Más en MSN:

Los 100 mejores futbolistas de la historia

Visita la web de Sport

image beaconimage beaconimage beacon