Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Si apagará el Estado todas las luces a las 6:00 p. m.?

08/03/2016

Como los colombianos no ahorraron energía de manera voluntaria, pese a los llamados que desde el Gobierno y el sector privado se hicieron en las últimas semanas, el Ejecutivo decidió poner en marcha otras medidas más drásticas. Se trata de un esquema de premios para los que colaboren y disminuyan el consumo de luz, y de castigos para los que no lo hagan.

Uno de los primeros que deben poner el ejemplo es el propio Estado. En este sentido, el Gobierno anunció que a partir de las 6:00 p. m. de este lunes todas las entidades públicas tendrán que apagar las luces. El objetivo es lograr un ahorro del 10 % en el consumo mensual.

Falta ver si esa medida la ponen en marcha todos los ministerios, departamentos administrativos y diversas entidades públicas, que, como pasa en muchas oficinas del sector privado, trabajan hasta bien entrada la noche.

La decisión no se ve muy factible de cumplir porque eso implicaría que todo el sector público deje de laborar a esa hora, lo que podrían repercutir en el horario de entrada de miles de empleados públicos.

Hasta el momento el Gobierno no ha aclarado cómo aplicará esta medida, que hace despertar más dudas y que lleva a recordar las disposiciones puestas en marcha en el apagón de 1992 cuando los colombianos tenían que salir más temprano del trabajo para ahorrar luz.

Aquí surgen varios interrogantes. El primero es si esa decisión también incluye a la Presidencia de la República o qué pasa con los funcionarios que no han terminado su trabajo antes de las 6:00 p. m. ¿Tendrán que laborar a punta de vela?

Otra de las medidas del Gobierno es otorgar estímulos económicos a los que ahorren energía. Por cada peso que ahorre un hogar en el consumo, recibirá otro peso como incentivo económico. Pero si consumo es un peso más que el promedio se le cobrará el doble.

La Comisión de Regulación de Energía y Gas está trabajando en la reglamentación de estas medidas que hacen parte de lo que el presidente Juan Manuel Santos llamó una “cruzada para evitar cortes de luz”.

La otra decisión es pedirles a las empresas y comercios que utilicen más sus plantas de energía, para lo cual se les dará un incentivo económico.

Con estos anuncios el Gobierno reconoció que la situación energética es más crítica de lo que los propios funcionarios venían diciendo y que el país está ad portas de un racionamiento si no se actúa con mayor contundencia.

En las últimas semanas el saliente ministro de Minas y Energía, Tomás González, anunció un plan para evitar cortes de luz que comprendía importar energía de Ecuador, poner al 100 % a funcionar todas las térmicas y recurrir al ahorro de energía de los embalses. Pero, al parecer, eran insuficientes frente a la situación tan crítica del país.

Falta ver si los colombianos responden al llamado del Gobierno y si ante el estímulo económico deciden apagar luces y equipos. Al Gobierno le queda esperar que disminuya la intensidad de El Niño y que comiencen las lluvias para no volver a vivir los tiempos amargos de 1992.

image beaconimage beaconimage beacon