Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Esto es lo que pasa si se endeuda y se va del país: nada

Finanzas Personales Finanzas Personales 22/04/2016

Si lo que usted busca es cómo librarse de esos pagos mensuales o de la millonaria deuda que tiene con alguna entidad financiera, una de las salidas podría llegar a ser esa: irse a vivir a otro país, no volver a Colombia y rogar porque la legislación no vaya a cambiar en ese sentido, ya que no lo perseguirán sin importar cuánto dinero sea lo que debe.

Pero eso sí, asegúrese de hacerlo bien. Recordemos que actualmente ya existe una forma en la que los bancos y demás acreedores pueden hacer que usted pague una deuda y se trata de que, si usted pasa 30 días sin hacer el pago, es decir, entra en mora; se hace un reporte negativo a las centrales de riesgo crediticio (como Datacrédito, por ejemplo), cerrándole por completo las opciones para que pida nuevos créditos, tenga un producto financiero o, incluso, para conseguir trabajo.

Y, con esas consecuencias, pueden afectarse muchos de los proyectos o sueños que tiene una persona como adquirir una casa o empezar su propio negocio.

“Cuando se incumplen las obligaciones adquiridas con entidades bancarias, los reportes negativos en las centrales de riesgo permanecen incluso, por un lapso adicional, después de haberlas saldado”, explica Rodrigo Nadal, gerente Resuelve tu Deuda Colombia. FP le recomienda "¿Las deudas se pueden heredar?".

En tanto, puede suceder que por cosas de la vida tenga la oportunidad para vivir en otro país y ya sea por irresponsable o por olvidadizo, deje “botados” los créditos que tiene pendientes por pagar y, entonces, no suceda nada.

“Cuando la persona se va y no deja arreglada la condición del crédito, pues esa deuda sigue vigente en Colombia y finalmente entrará en mora y será reportado a una central de riesgo. Independientemente de que la persona se vaya, si no responde pro el crédito se afectará en el país su historial crediticio”, explica el experto académico en finanzas de la Universidad del Rosario, Francisco Cubillos.

“La obligación es en Colombia. No habría forma de establecer algún tipo de acción legal que le permitiera al banco actuar de conformidad,porque es un crédito local y el ámbito es en Colombia”, añade el experto.

Entonces, tenga la total confianza de que nada extraño podría pasar mientras usted rehaga su vida en el exterior. Incluso, según el experto de Resuelve Tu Deuda, “la única forma de que sea ‘perseguido’ por las deudas civiles, es con el reporte negativo que tenga en las centrales de riesgo y con la demanda y embargos que la entidad financiera inicie en su contra aquí en Colombia”, lo que se trataría de un proceso extraordinario y, eso sí, dependiendo de los montos.

 Pero esto, vale aclarar, también puede depender de a quién le deba dinero: “Las únicas obligaciones que podrían perseguirlo realmente en otro país y embargarle sus bienes en el exterior, son las deudas al fisco (DIAN e impuestos), siempre y cuando se demuestre que tiene activos y patrimonios fuera”, aclara Nadal. Pero… ¿qué hay detrás de esto?

Aunque pareciera así de sencillo, recuerde que hay un factor que puede hacer que, mientras usted esté feliz, le arruine la vida a alguien más: cuando alguien le sirvió como fiador o codeudor.

O también puede verse afectado el patrimonio que haya construido acá y que haya dejado como respaldo a la hora de pedir ese crédito, como un carro o una casa.

Así que apenas el banco o la entidad empiece a ver cómo lo hace pagar su deuda, puede embargar esos bienes o entrar a embargar a quien dejó ‘envainado’ como su fiador. En sí, el experto Nadal explica que puede suceder: Si deja algún tipo de patrimonio aquí en el país, se enfrentará a demandas para el embargo de sus bienes, cuentas corrientes y de ahorro, pues el acreedor intentará recuperar su dinero y las pertenencias del deudor son prenda general de las obligaciones.

En el caso de las cuentas corrientes, el dinero que tenga depositado será confiscado en su totalidad e incluso el que ingrese en ellas.

En cuanto a las cuentas de ahorro, solo serán embargables los excedentes del monto que determina la Superfinanciera cada año conforme al IPC.

Si el crédito fue adquirido con uno o más fiadores, los acreedores les cobrarán a ellos las obligaciones en mora y los bienes de los codeudores se verán comprometidos porque también hacen parte de la deuda. Bueno, así que la salida no es tan fácil cuando se trata de créditos muy grandes como los hipotecarios o todos aquellos que requieran un respaldo: “lo que pasa es que hoy en día la figura del fiador ya es bastante exótica, por decirlo así, sobre todo en los créditos de consumo o de libre inversión que se otorga a la persona directamente y que no se necesita de ningún fiador que respalde la obligación, así que en ese sentido no habría posibilidad de que una persona respondiera aquí”, declara el académico de la Universidad del Rosario.

Si decide volver… Pero resulta que pasaron un par de años, el país al que se fue entró en crisis o quizá no logró la residencia y se devuelve a Colombia.

Puede ser un fatídico error. “Su nombre estará completamente desacreditado ante entidades financieras o empresas que le presten diferentes servicios y no podrá hacer uso pleno del sistema bancario”, señala Nadal.

Pero esto no puede llegar a ser lo peor: verá que no tendrá bienes, ni propiedades y quizás ni amigos, porque tuvieron que pagar la deuda por usted; a lo que se le suma el incremento gigante del dinero que debe por cuestión de intereses, de tasa por mora y que ningún banco querrá verlo.

Recuerde que, incluso, si quiere abrir una cuenta de ahorros para que le paguen su nómina, puede que le dejen abrirla (si cuenta con la suerte) pero el dinero que ingresa se lo podrán quitar, por estas deudas. Y súmele también que “si adquiere nuevos bienes a su nombre, es posible que sus acreedores se enteren y procedan a embargarlos.

Por último, pueden negarle suscripciones a televisión por cable, planes de telefonía móvil, entre otros servicios en los que la calificación en las centrales de riesgo sea factor determinante para la aprobación”, añade Nadal.

Tal es el impacto de esas repercusiones que, explica el vocero de Resuelve Tu Deuda, puede suceder: Si intenta tener una nueva vida financiera existe la posibilidad de que las instituciones busquen su historial crediticio en el país de origen, por lo que su posibilidad de empezar de nuevo, se verá afectada por sus “fantasmas de créditos anteriores”.

Algunas embajadas pueden consultar su comportamiento de crédito en las centrales y éste podría mostrar que usted no cuenta con la suficientesolvencia económica para sostenerse en otro país, sin embargo, no es un factor determinante. Entonces, si regresa, el consejo que le da el profesor Francisco Cubillos es que “la primera acción inteligente es acercarse al banco y tratar de buscar una estrategia para pagar las deudas. Incluso, tendría una ventaja porque los reportes en las centrales de riesgo no son vitalicios, así que terminan normalizándose cuando la persona se pone al día”.

Sea inteligente

Recuerde que aunque hoy no existe una legislación que lo obligue a pagar aun si está fuera del país, las cosas podrían llegar a cambiar: recuerde cómo las empresas se están internacionalizando y cómo se está intercambiando cada vez más información sobre las personas.

“Si no tiene cómo pagar la totalidad de la deuda que tiene pendiente, lo mejor es ir al banco y ver qué opciones le pueden dar. Incluso, hoy en día los bancos tienen corresponsales o sucursales en otros países, por lo que hay posibilidad de apelar a esa opción”, sugiere el académico de la Universidad del Rosario.

“Otra posibilidad, una modalidad que ya llevan pensando algunos bancos, es que cuando una persona toma crédito con el banco, éste lo que hace es incluir esa deuda en su tarjeta de crédito, es decir, se puede atar a uno o más productos.

Entonces, si la tarjeta tiene una cobertura internacional y la persona intenta usarla, tendrá que pagar igual la cuota”, puntualiza el experto. Le puede interesar también “Cinco productos y servicios que nunca, nunca, debe pagar con su tarjeta de crédito”.


Más de Finanzas Personales

Finanzas Personales
Finanzas Personales
image beaconimage beaconimage beacon