Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pese a triunfo del No, Fitch espera aprobación de la tributaria

DineroDinero 04/10/2016
Fitch © Dinero Fitch

La agencia calificadora de riesgos Fitch, que como sus colegas tiene condicionado el grado de inversión del país a la aprobación de la reforma tributaria, dijo no estar preocupada por los resultados del plebiscito de ayer, donde ganó el No.

"Fitch espera que el Gobierno continúe implementando una respuesta política coherente y creíble para hacer frente a los retos económicos que se derivan de un elevado déficit de cuenta corriente, una inflación alta, aunque en descenso, y el impacto negativo de los precios del petróleo en las cuentas fiscales”, dice Erich Arispe, director de la calificadora para Colombia.

Para el experto, el escenario base en su análisis del país se mantiene la expectativa de que el Gobierno radique y logre obtener la aprobación del Congreso para una reforma fiscal a finales de 2016.

“Es difícil juzgar el resultado final, pero una reforma que genere ingresos positivos netos y su posterior implementación son importantes para compensar la pérdida de los ingresos derivados del petróleo, a partir de una base que ya es baja, así como para reemplazar los impuestos que expiran en 2018”, insiste.

El pasado 22 de julio, Fitch cambió la perspectiva de la calificación de riesgo de Colombia de estable a negativa, como resultado de un elevado déficit en cuenta corriente, el aumento de la deuda externa y un mayor peso de la deuda pública con respecto al PIB frente a otros países con la misma calificación.

La nota del país como emisor de deuda de largo plazo en moneda extranjera está en ‘BBB‘, es decir, está en grado de inversión. La buena calificación se basa en la credibilidad de su marco fiscal y político, así como en su estabilidad macroeconómica y financiera.

Por otro lado, les resta su alta dependencia de los productos básicos como el petróleo, su limitada flexibilidad fiscal, un bajo PIB per cápita e indicadores de gestión deficientes.

Más de Dinero.com

image beaconimage beaconimage beacon