Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Por más de cinco años violó a sus once hijas

logotipo de Kienyke Kienyke 26/04/2015 Mauricio Cárdenas

© Shutterstock

Un aterrador caso de violencia sexual se reveló tras la captura de un hombre de 62 años, quien al parecer abusó por más de cinco años de sus once hijas. Lea también: Así se conseguían las vírgenes esclavas sexuales para los Úsuga.

Una de las once víctimas consiguió huir del yugo de su padre e instauró la denuncia en la fiscalía del Socorro (Santander) en 2010. Gracias a ello -y desde entonces- se emitió una orden de captura contra el abusador.

El hombre fue detenido el pasado martes en el municipio de Vélez acusado del delito de acceso carnal violento agravado. Aunque se declaró inocente y negó las acusaciones, fue remitido a la cárcel departamental de ese municipio santandereano. Lea también: Famosos que odian a sus padres.

Tras conocerse la noticia sobre la captura del hombre, a la fiscalía seccional del Socorro llegaron dos de las víctimas abusadas, quienes hoy tienen 25 y 27 años, con el fin de ampliar la denuncia inicial.

Lo que se ha podido establecer dentro de la investigación, es que meses después de que la esposa de este hombre, y madre de las jovencitas, falleciera en el año 2.000, él empezó a abusar de sus hijas más grandes, hasta que poco a poco abusó de todas ellas. Para la fecha de los abusos las niñas tenían entre 6 y 17 años. Lea también: En busca del enfermero que abusó de tres niñas en Manizales.

Según lo dieron a conocer las denunciantes, tres de las jóvenes abusadas quedaron en estado de embarazo y dieron a luz hijos engendrados por su propio papá.

© Shutterstock

La fiscalía ordenó exámenes genéticos al capturado, a la joven abusada y a su hijo, para determinar si la paternidad del niño coincide con la versión de las jóvenes, y así tener más pruebas contra el sujeto.

En la desgarradora denuncia que pusieron las mujeres sobre su progenitor, contaron que cuando ellas no accedían a sus pretensiones sexuales, en la soledad de su pequeña finca, ubicada en el municipio de Simacota (Santander), las colgaba de una viga y las golpeaba con palos como castigo.

Según lo narraron las víctimas, el brutal abuso se prolongó hasta el año 2.006. Con el paso de los años todas las niñas lograron escapar de su padre cuando vieron la oportunidad de hacerlo.

Las denunciantes dieron a conocer que durante los años en que soportaron los vejámenes, el hombre se turnaba a diario a sus hijas para violarlas. Las menores, aparte de ser sus esclavas sexuales, tenían que atenderlo a él y las labores domésticas.

Una fuente judicial cercana al proceso indicó que aunque aparentemente la madre de las niñas falleció por muerte natural, se está investigando si el acusado tuvo algo que ver en el deceso de la señora para poder quedarse con el control y poder sobre sus hijas.

“Viendo la maldad de este hombre, no se descarta que pudiese haber atentado contra su esposa para que le quedara el camino libre para violar a las niñas”, dijeron las autoridades.

La fiscalía está en la tarea de ubicar al máximo número de hijas de este sujeto para que lo denuncien y pase una larga temporada tras las rejas.

Más de Kienyke

image beaconimage beaconimage beacon