Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

“De corazón creemos que el niño está vivo”: tío de Juan Sebastián

logotipo de Semana Semana 08/02/2016

La Policía Nacional reveló un video en el que, presuntamente, se ve cómo Juan Sebastián Fuentes cae a una alcantarilla. Pero su familia aguarda un milagro.

SIGUIENTE
SIGUIENTE

Todo indica que el enigma por la desaparición de Juan Sebastián Fuentes, el niño de dos años cuyo rastro se perdió en Soacha el 22 de diciembre del 2015, podría ser resuelto en las próximas semanas.

Este domingo la Policía Nacional entregó un video clave que se constituye en la hipótesis más probable de lo que le pudo haber ocurrido.

En las imágenes, tomadas desde la cámara de un colegio, se ve una silueta que avanza en medio de un potrero con el pasto alto. En un momento, en la imagen, se alcanza a notar cuando cae ese contorno de color blanco. Unos metros más adelante se observa también lo que se presume es un perro caminando.

A pesar de la contundencia de las imágenes, la familia del niño guarda la esperanza de que el menor esté con vida.

Jaime Rojas, tío del menor, le dijo a Semana.com que ve, en el 90 %, la probabilidad de que el menor hubiera caído. Sin embargo, también señala que espera que las autoridades, incluidos bomberos, busquen palmo a palmo.

“Que rompan de lado a lado hasta donde llega el río Bogotá, esa es la medida (…) nosotros de corazón creemos que el niño está vivo”.

A pesar de que la familia se aferre a la idea de que esa silueta no es la del niño, lo cierto es que hay serios indicios de que sí sea.

El primero de ellos es el lugar. La alcantarilla está ubicada a escasos 50 metros de la vivienda de la familia del menor.

Un dato aún más revelador indica que esa alcantarilla sí estaba destapada para esa época. Así lo corroboraron las autoridades luego de que una mujer reportó que estuvo a punto de caer allí.

Una vez conocido el caso, los organismos de emergencia iniciaron la búsqueda de Juan Sebastián en este lugar.

A estos dos antecedentes se suma que el video mostrado por la Policía coincide con la fecha y la hora en la que desapareció el menor. “Antes no teníamos el video, ahora se constituye en la hipótesis más probable”, dijo el director de la Policía, general Rodolfo Palomino.

La ropa que llevaba puesta es otro de los indicios. Según sus familiares, ese día vestía un pantalón beige, una camiseta a rayas azules y tenía puesto el babero. Las imágenes no dan detalles de la ropa y sólo se puede ver una mancha blanca.

A pesar de que han transcurrido 47 días desde la desaparición, los organismos encargados de la búsqueda, bomberos, Alcaldía de Soacha y Policía, ya reactivaron la exploración en esta zona.

Este domingo miembros del grupo acuático hicieron una primera inspección y no hallaron nada. El director del Cuerpo de Bomberos de Bogotá, Jorge Lemus, le dijo a Semana.com que en su momento esa alcantarilla ya había sido inspeccionada sin encontrar ningún rastro. Incluso, se realizó un barrido del río Bogotá.

Según él, este lunes se reactivará la búsqueda. “Vamos a fijar una trazabilidad para intentar dar con el niño”, pero advirtió: “No es nuevo lo que estamos viendo y lo que se buscó hoy”.

La historia tiene otros ribetes. El capitán de bomberos Cundinamarca, Álvaro Farfán aseguró que es preocupante que el video se diera a conocer solo hasta ahora ya esa información se conocía desde los primeros días. “Si hubiéramos tenido el video habríamos intensificado la buscada en esa zona”. Además denunció que la Alcaldía de Soacha nunca les entregó planos de las redes de alcantarillado.

De esta manera, se reactiva la búsqueda de este menor cuyo paradero es un completo misterio y que desvela a una familia y a los bogotanos que rezan para que se dé el milagro de que aparezca con vida.

Inician búsqueda del cuerpo de Juan Sebastián Fuentes

La Policía Nacional encontró un video en el que se ve al menor de dos años cuando cae en una alcantarilla. Lo buscaban desde el 22 de diciembre del 2015.

Luego de revisar más de 300 horas de grabaciones, la Policía Nacional dio a conocer una triste noticia. Encontró que Juan Sebastián Fuentes, de dos años, sí cayó a una alcantarilla cerca a su casa en el municipio de Soacha.

Tras el anuncio del director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, el grupo técnico de rescate y el grupo acuático de Bomberos Bogotá iniciaron la búsqueda con cámaras para encontrar los restos óseos del menor.

Diversas hipótesis se tejieron en torno a la desaparición del menor el 22 de diciembre del 2015, cuando jugaba con dos primos de 4 y 5 años: una fue el presunto rapto por parte de un hombre y una mujer que compraban roba usada, la otra, la caída a una alcantarilla del barrio Quintas de Santa Ana en Soacha.

Desde el primer momento, esa hipótesis se tuvo en cuenta y bomberos de Soacha con el apoyo de sus compañeros de Bogotá y la Empresa de Acueducto de la capital, mantuvieron la búsqueda, pero fue imposible su localización.

Ahora, 46 días después, la Policía entregó un video en el que se ve cómo cae el niño cuando iba detrás de un perro. En las imágenes se puede observar que el niño va caminando y luego, de manera instantánea, desaparece del plano.

El director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, aseguró que tras confirmar que Juan Sebastián cayó en la alcantarilla, en las próximas horas se reiniciará la búsqueda por parte de los organismos de emergencia, “y nos permita dar con la ubicación del menor”.

“Las imágenes lo dicen todo y nos permiten afirmar que es la hipótesis más probable de la desaparición de Juan Sebastián”, reconoció Palomino quien dijo que queda descartada por completo la posibilidad de un rapto.

La historia

Este caso mantuvo la atención de los colombianos. Desde el primer momento en que se inició la búsqueda se entregaron volantes, su imagen ocupó los primeros minutos de los noticieros de televisión, las aperturas y primeras planas de los portales y los periódicos nacionales. Incluso, la fotografía del niño apareció en la torre Colpatria.

Los familiares sospecharon desde un principio de antiguos enemigos como los causantes del secuestro y por todos los medios suplicaron que lo entregaran. Pedían que lo dejaran en algún lugar y que luego avisaran para recogerlo.

Luego a mediados de enero, la hipótesis de la desaparición fue más allá. Se tenía la sospecha de que al menor los habían sacado fuera del país. Primero, se dijo que estaría en Ecuador, luego en México, pero Migración Colombia descartó esa posibilidad.

En un comunicado y tras revisar la base de datos de los movimientos migratorios, “no se encuentra registro alguno que permita establecer la salida regular del menor del territorio nacional”.

Desde el primer día la familia se rehusó a creer que Juan Sebastián había caído en el hueco, pero tras el análisis del terreno, las autoridades encontraron una alcantarilla de tres metros destapada y se reinició búsqueda. Con equipo especializado hicieron pruebas con cámaras robóticas y elementos flotantes para encontrar algún rastro.

La exploración se extendió a la rivera y el cauce del río Bogotá hasta el Salto del Tequendama, pero todo fue infructuoso y las autoridades suspendieron las labores.

El caso se convirtió en un verdadero misterio que se resolvió este domingo cuando la Policía reveló las imágenes en las que se ve una mancha blanca que desaparece. Ahora seguramente se intentará establecer la responsabilidad de los padres por un aparente descuido.

Más de Semana

image beaconimage beaconimage beacon