Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

“Me agobiaba el niño”: colombiana que abandonó bebé en España

logotipo de Semana Semana 18/07/2015

Se conocen más detalles del recién nacido que fue dejado en un contenedor de basura. La madre lo habría hecho por no perder su trabajo.  

Catalina, una madre colombiana de 37 años habría tomado la decisión de abandonar a su hijo en un contenedor sin consultar con su esposo.  Foto: El País Catalina, una madre colombiana de 37 años habría tomado la decisión de abandonar a su hijo en un contenedor sin consultar con su esposo. Foto: El País

La noticia del bebé que fue abandonado en un contendedor de basura por una colombiana conmocionó a España. Cada día aparecen más detalles sobre la mujer que el miércoles pasado dejó a la criatura, de dos semanas de nacida, en medio de los desechos. El diario El Mundo de Madrid reveló que se trata de Catalina, una madre de 37 años que tiene tres hijos más (de 4, 5 y 11 años) y que habría tomado esa decisión sin consultar con el padre del niño.

La mujer escondió durante los nueves meses su embarazo, no sólo a sus jefes, sino también a su esposo. Según cuenta el diario español, la colombiana trabajaba en un bar y no quiso revelar que iba a tener un bebé porque podrían despedirla de su trabajo. Agregó que razones similares la llevaron a tampoco contarle a su marido, pues este le había dicho en el pasado que no quería tener más niños.

El hombre se enteró de que era padre nuevamente porque su mujer le dijo que iba al médico a un pequeño chequeo y no regresó. Preocupado, el esposo salió a buscarla al hospital y allá una enfermera le informó que estaba en la sala de partos.

La mujer no dijo nada en el trabajo y simplemente volvió a trabajar al otro día. La prensa española cuenta que dejó el bebé en el hospital y sagradamente iba a amantarlo. El niño se había quedado hospitalizado por una complicación de salud, pero el pasado 6 de julio lo dieron de alta.

Como la situación ya había bajado de tono y el bebé se encontraba fuera de peligro, el padre comenzó a reclamarle a Catalina por haber ocultado el embarazo. Las peleas se hicieron cada vez peores entre ambos. Eso, más el hecho de que el niño no dejaba de llorar en las noches, habría motivado a la colombiana a deshacerse del bebé. "Me agobié con el pequeño", sostiene el diario El País que les dijo a las autoridades.

Un biberón habría sido la pieza clave que permitió dar con el paradero de la colombiana. Según cuenta el diario español, ese tipo de tetero sólo se entrega en el hospital de Henares. Así las autoridades pidieron el listado de mujeres que habían dado a luz en las últimas semanas y fueron descartando una por una. Cuando quedaban sólo cuatro posibles, decidieron ir a visitar a cada una a su casa.

Las autoridades españolas cuentan que apenas llegaron a la casa de la colombiana, ella intentó negarlo todo, pero que luego de unos minutos se derrumbó en llanto y confesó que en efecto, era a quién estaban buscando.

Al bebé de la colombiana lo encontraron por azar. Un joven iba pasando al lado del contenedor de basura y escuchó un llanto prolongado. Llamó a la Guardia Civil y esta, después de buscar entre los desechos, vio una bolsa que tenía en el interior una maleta deportiva. Fuera de la cremallera se podía ver el brazo de un bebé. “La criatura no reaccionaba, hemos intentado hablarle y llegando al hospital ha roto a llorar”, le dijo Carlos Rodríguez, uno de los oficiales, a El Mundo. Agrega que se metieron inmediatamente al carro y salieron a toda velocidad al hospital, pues el bebé tenía un color morado que los preocupó. "Temíamos lo peor", agregó (http://www.elmundo.es/madrid/2015/07/15/55a61065268e3e9e2a8b456f.html).

El niño se considera un milagro viviente en España, pues si no hubiera sido por el joven que salió a pasear al perro, las condiciones en que lo había dejado la mujer habrían hecho que no sobreviviera fácilmente. Las autoridades españolas abrieron el expediente de su caso y decidieron ponerle Julio, por ese mes de verano en que lo descubrieron entre la basura.

Más de Semana

image beaconimage beaconimage beacon