Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Colombiano creó un cargador para celular que se alimenta montando cicla

18/02/2015

© Kienyke © Kienyke

¿Cuántas personas olvidan cargar la batería de su celular? O debido al uso, la batería de sus smartphones se descargan en un par horas y andan buscando un conector en cualquier parte.

Lea también: Esta aplicación permite espiar a los usuarios de WhatsApp

Esta necesidad se convirtió en un reto para Juan Camilo Botero, estudiante de octavo semestre de ingeniería electrónica de la Universidad Nacional, quien creó un prototipo que permite cargar la batería del celular por medio del uso de la bicicleta.

Lea también: Love Translator: aplicación para traducir lo que dicen las mujeres

Aunque Juan Felipe tiene moto, también usa la bicicleta. “El invento surgió gracias a una necesidad que iba a salir y la Tablet o el dispositivo que iba a sacar estaba descargado y no tenía tiempo para ponerlo a cargar”, relató a KienyKe.com este estudiante de 24 años, quien tardó tres meses en la creación de este prototipo.

Con esta iniciativa, Juan Felipe pretende que el acoplamiento de un cargador para dispositivos móviles sea un servicio permanente y constante para las personas que usan la bicicleta como medio de transporte diario o itinerante.

Según Juan Felipe, para el desarrollo de esta idea tenía que tener unos conocimientos básicos en generación eléctrica y en electrónica básica. “La estructura del soporte que mantiene el motor tocando la llanta se sujeta al tenedor trasero. El motor va conectado por medio de un rodamiento a la llanta que es la que lo hace reaccionar”, explica Juan Felipe.

Cualquier dispositivo celular se puede cargar con este invento colombiano: iPhones, Samsung, Huawei e incluso tablets, que tengan un conector eléctrico.

“Cuando montamos bicicleta se produce una fuerza al pedalear para poner en movimiento la cicla. El prototipo que diseñé busca darle un manejo adicional a esa energía, pues se está desaprovechando”, comenta el estudiante que estudia en la sede Manizales de la Universidad Nacional.

Para el funcionamiento del cargador, Botero Estrada creó un motor -constituido por cableado y circuitos internos- que se acciona manualmente y recarga energía cuando reconoce el movimiento de las llantas.

“Funciona como un cargador convencional, realmente el cargador de 5 voltios y 1.500 miliamperios, que lo tiene un cargador convencional”, dice.

Internamente tiene un bombillo led encargado de indicar que la energía es suficiente para conectar el dispositivo. La carga se tarda aproximadamente tres horas, como si estuviera conectado a una fuente de energía eléctrica.

Sin embargo, el destacado estudiante, quien es becado por ser campeón nacional de karate de los juegos universitarios, espera que su idea evolucione con el fin de que la energía que se produzca pueda usarse, además, cuando la bicicleta no esté en movimiento. Esto se lograría acoplando una batería que se use como fuente de la energía que haya quedado acumulada en el prototipo.

-¿Cuánto tiempo se demora en cargar una batería?

Un aproximado de tres horas de pedal continúo. Se ha probado en diferentes dispositivos y en todos ha funcionado. Se trata de un acoplamiento de transformación. Lo que hice fue unirle un dispositivo que transforma la energía mecánica que se produce al montar en bicicleta en energía eléctrica.

-¿Teme que le roben su idea?

Averigüé en la Cámara de Comercio de Bogotá. Necesito un abogado y cumplir ciertos requisitos. Haciendo un cálculo a la ligera, se necesitan alrededor de siete millones de pesos para patentar la invención y registrar una marca.

-¿Tuvo dificultades en la creación del invento?

Siempre encontré algunas dificultades en cuanto a la generación eléctrica. Utlicé un soporte que ya era comercializar para bicicletas. Y ese soporte lo modifiqué, lo cambié y le puse un motor de corriente continua de impresora. Luego desarrollé toda la parte de control de la energía eléctrica.

En búsqueda de patrocinio

Este prototipo no requiere dispositivos externos como USB ni motores eléctricos para su funcionamiento. Además, los costos iniciales de su creación suman alrededor de 100.000 pesos. Sin embargo, se necesitan alrededor de 50 millones de pesos para su producción y comercialización.

En este sentido, Botero señala que espera “presentar el proyecto ante una entidad que apoye y le invierta a proyectos tecnológicos. Estoy pensado a presentarlo a Fonprender del Sena y otras entidades de financiamientos de este tipo de proyectos”.

Botero está seguro que su invento se ajusta a las necesidades del mercado, esencial para el éxito de todo emprendimiento. Adicional a ello, tener la opción de cargar en cualquier momento y lugar el celular brinda seguridad y confiabilidad, en caso de accidentes, enfermedad o pérdida en el recorrido.

“En Manizales y el Eje Cafetero hay una comunidad grande de ciclistas que les gusta mucho salir a hacer largos recorridos. Para ellos, tener a disponibilidad dispositivos como este es un valor agregado, pues por lo general cuando se encuentran en lugares remotos, pueden perderse la captura de un buen momento por falta de batería”, agregó el joven investigador.

La innovación fue presenta por el estudiante durante una sustentación colectiva de proyectos. Según los antecedentes que encontró, solo una empresa Suiza fabrica cargadores acoplados a bicicletas y los vende a países en los que estas sea un medio de transporte masivo.

Para Juan Felipe, posicionar este prototipo en el mercado se le ha convertido en una idea de negocio que espera desarrollar y aplicar, ya que en ciudades como Medellín y Bogotá este recurso de movilidad es importante.

El joven seguirá investigando para mejorar el desarrollo de su dispositivo que, aunque en Europa ya es comercializado por una empresa, en Colombia es un invento exclusivo suyo.

image beaconimage beaconimage beacon