Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El rostro humano de la cárcel de mujeres

Diapositiva 1 de 18

En las calles de Pereira están instaladas 40 vallas gigantes que llevan fotografías con los rostros de las mujeres de cárcel La Badea de Pereira.

Unas 40 vallas gigantes que llevan fotografías con los rostros de las mujeres de la cárcel La Badea de Pereira se pueden apreciar en diferentes lugares esa ciudad. Las interesantes imágenes hacen parte de una campaña de sensibilización a través del arte, que tiene como finalidad atraer a los empresarios para que ayuden en el proceso de resocialización de las internas. Vida, miedos, alegrías, sueños, son las imágenes que los pereiranos se encuentran en las esquinas, en las paredes de las calles, en las estaciones del megabús. La estrategia comienza a dar sus frutos. En este momento están cerrando una propuesta con la empresa privada para que 200 mujeres tengan trabajo confeccionando ropa en cuanto recuperen la libertad. La directora de la cárcel, Luz Marina Duque Miranda,  indicó que este trabajo se logró a través de una alianza entre la organización estadounidense Inside out project y la Fundación Pazamanos, de Medellín, que le apostaron a cambiar las mentes de la ciudadanía a través del arte. La reforma al Código Penitenciario, busca incentivar todos estos proyectos de resocialización a través de estímulos tributarios a universidades, industrias y empresas que encuentren en la población reclusa una mano de obra dedicada y calificada.‘Hecho en reclusión de mujeres de Pereira’ El trabajo hecho por 375 mujeres internas de la cárcel, quienes elaboran cajas con material reciclado para empacar las flores que exportará en los próximo años Asocolflores, tendrá una marca tipo exportación. ‘Hecho en reclusión de mujeres de Pereira’. Ese será el distintivo que tendrán esos empaques. Así quedó establecido luego de que empresarios de Asocolflores llegaran a un acuerdo con las directivas del penal. El mismo día en que se produjo el acuerdo; la ministra de Justicia, Ruth Stella Correa, culminaba su visita a esa cárcel la cual puso como un caso modelo. De hecho, aprovechó para anunciar que uno de los artículos quizá más importantes del proyecto de reforma al Código Penitenciario y Carcelario es la resocialización, que tiene que ser un deber y un derecho de la población reclusa. “Hay que acabar con la idea de que como no hay interés en resocializar, muchas personas internas no tienen derecho a la redención de la pena. Eso es inequidad”, aseguró.LA BADEA Dentro de la cárcel La Badea, solo en el 2012, las mujeres obtuvieron ingresos por 87 millones de pesos, producto del trabajo que realizaron en la confección de ropa, elaboración de turrones, y de colgadores de ropa, entre otras. Estas actividades de trabajo son articuladas con iniciativas como el Laboratorio del Afecto, un programa desarrollado por la Facultad de Enfermería de la Universidad Libre, que busca trabajar en la salud física y emocional de las mujeres recluidas.  
© Colprensa
image beaconimage beaconimage beacon