Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Esta es la joven que protagonizó el bochornoso escándalo en Medellín

logotipo de Semana Semana 17/06/2015

La joven que en aparente estado de embriaguez agredió a servidores públicos, ha generado todo tipo de comentarios en redes y le podría traer problemas penales. 

Melissa Bermúdez  Foto: Archivo particular Melissa Bermúdez Foto: Archivo particular

Para salir del anonimato en los tiempos frívolos y frenéticos de las redes sociales, solo basta un instante y un desliz.

Melissa Bermúdez, una joven desconocida que tenía un vínculo contractual con la universidad Unisabaneta, en Antioquia, es hoy motivo de todo tipo de comentarios en redes sociales, a causa del bochornoso acto que protagonizó cuando agentes de tránsito en Medellín le solicitaron a su padre que se practicara una prueba de alcoholemia.

SIGUIENTE
SIGUIENTE

Melissa sacó de su reportorio un rosario de groserías en contra de los policías y guardas que la requirieron. El carro que conducía el papá de Melissa, el abogado Carlos Germán Bermúdez, había huido luego de chocar a otro vehículo minutos antes.

Lo que estaban haciendo las autoridades, como lo dijo Luis Guillermo Mejía, subsecretario de seguridad vial y control de la Secretaría de Movilidad de Medellín, era nada menos que hacer cumplir la ley. Y de paso, evitar una tragedia.

Pero Melissa y su padre, ambos aparentemente alicorados, no permitieron la prueba, por lo que el Tránsito decidió llevarse el carro en una grúa. Y fue en ese momento que la joven comenzó un escándalo que terminó, incluso, en un cabezazo que ella le asestó a un agente de tránsito. El funcionario todo el tiempo guardó la calma.

“Vos por qué estás tomando fotos, home, ¿vos no sabés que eso es ilegal? Gonorrea”, decía Melissa. “¡Qué hijueputa procedimiento están haciendo si ustedes en este momento nos están atropellando!”, volvía a repetir. “Ustedes no saben con quién se está metiendo”. Y así hasta que hubo un momento en el que la chica sacó la molesta y consabida frase que en los últimos tiempos ya se ha vuelto un género periodístico: “usted no sabe quién soy yo”.

Por agresión a servidor público Melissa fue conducida a una estación de Policía y, si el agente interpone la respectiva denuncia, tendrá que enfrentar cargos, además de las sanciones a las que se someterá su padre, al no haber permitido el procedimiento y al no llevar consigo ni si quiera la licencia de conducción vigente. Las multas, de acuerdo a si hubo o no reincidencia, podrían llegar a los 30 millones de pesos.

¿Quién es entonces Melissa Bermúdez? Pese a que la joven dice, en tono amenazante, que su padre es abogado de la Gobernación de Antioquia, lo cierto es que él actualmente no tiene ningún vínculo. Sí lo tuvo, pero hasta 1994, en una dependencia que ya no existe.

En el video que registró el incidente se ve que Melissa lleva un carné de Unisabaneta, institución que en las últimas horas emitió un comunicado:

“La Corporación Universitaria de Sabaneta - UNISABANETA, con ocasión de los hechos publicados por los medios de comunicación el pasado fin de semana en los cuales resulta involucrada la señorita MELISA BERMUDEZ, hace saber a su comunidad educativa y al público en general:

1. Que la señorita MELISA BERMUDEZ ha manifestado su interés en dar por terminado el contrato de aprendizaje celebrado con UNISABANETA, para lo cual se adelantarán las actuaciones administrativas internas del caso.

2. Que UNISABANETA lamenta profundamente los acontecimientos conocidos por la opinión pública, dejando en manos de las autoridades competentes los pronunciamientos a que haya lugar”.

El comportamiento de Melissa, ampliamente compartido por los medios de comunicación, ha generado una avalancha de críticas y chistes, que hacen referencia inclusive a sus atributos físicos. Algunos de los comentarios rayan con el matoneo despiadado de los internautas, más si se tienen en cuenta el calibre de los trinos que en el pasado ha emitido Melissa.

Melissa Bermúdez  Foto: Archivo particular Melissa Bermúdez Foto: Archivo particular

¡Usted no sabe con quién se está metiendo!

Una joven en aparente estado de embriaguez insulta y agrede a policías y agentes de tránsito cuando le solicitan al conductor practicarse la prueba de alcoholemia. 

El bochornoso caso de “usted no sabe quién soy yo” ya tiene una nueva versión: “¡Usted no sabe con quién se está metiendo!” Eso fue lo que una joven, en evidente estado de embriaguez, les dijo a los agentes de tránsito que le pidieron a su padre, quien iba manejando un vehículo, que se practicara la prueba de alcoholemia.

Pero la expresión fue lo de menos. La chica, como se aprecia en el video, la emprende en contra los servidores públicos que adelantan el procedimiento. Y los agrede con un rosario de insultos y palabras de grueso calibre. Y hasta se atreve a pegarles.

“Ni chimba que me voy a dejar quitar las llaves”. Y luego: “Vos por qué estás tomando fotos, home, ¿vos no sabés que eso es ilegal? Gonorrea”. Y más adelante: “Venimos de una hijueputa exposición de mi universidad. ¿Sabe qué? Si quisiéramos beber, óigame, estuviéramos hace rato borrachos hasta la chimba”.

Y llega un momento en el que la mujer parece perder el control: “¿Usted por qué me está filmando si eso es ilegal? Usted no sabe con quién se está metiendo” Y le pega un cabezazo al agente.

“Estaba en una puta feria de mi puta universidad. ¿Vos tenés hijas? Decime, si tu hija se gradúa de cualquier maricada, siéntase orgulloso. Qué es este atropello, home”, grita más adelante.

Aunque la situación es tensa, los agentes de tránsito guardan la calma. “Yo soy abogada de la Gobernación y él también. Dígame qué van a hacer pues”, es la amenaza que viene después. “Simplemente es un procedimiento que estamos haciendo”, contesta el agente.

Y entonces la joven repunta: “¡Qué hijueputa procedimiento están haciendo si ustedes en este momento nos están atropellando!” Luego ella le pide al papá un billete de 50.000 pesos y dice: “Usted no sabe quién soy yo y yo sé quiénes son ustedes dos”.

Según Luis Guillermo Mejía, subsecretario de seguridad vial y control de la Secretaría de Movilidad de Medellín, el vehículo en el que se transportaban el hombre y su hija había colisionado con otro carro minutos antes. Y había emprendido la huida.

“Los agentes abordaron al vehículo fugado. Se hizo el requerimiento para que se realizaran las pruebas de embriaguez, pero el conductor no se la deja hacer”, informó.

Por si fuera poco y según el Tránsito, el conductor no tenía licencia de conducción. Ahora el hombre tendrá que responder, dice Mejía, con las sanciones más altas que contempla la ley. Dependiendo de si hay reincidencia, la multa oscila entre 1’900.000 y 30’000.000 de pesos. Además de la suspensión de la licencia por un año o incluso la cancelación definitiva. La joven podrá ser judicializada por agresión contra servidor público.

Más de Semana

image beaconimage beaconimage beacon