Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Guerra de titanes por la Procuraduría

logotipo de Semana Semana 07/09/2016

En el Palacio de Justicia por estos días sólo se habla de la Procuraduría. Por un lado, muchos aseguran que en estos días el Consejo de Estado definirá la suerte de Alejandro Ordóñez. Pero por otro, en el alto poder judicial existe una apretada puja para definir quién podría ser su reemplazo.

Aunque parece, un tema no tiene que ver con el otro. El proceso en contra de Ordóñez se debe a una demanda que interpuso la organización Dejusticia hace cerca de tres años. Y es la definición de esa acción judicial la que se rumora podría llegar a su fin este miércoles.

La terna para reemplazar a Ordóñez no tiene mucho que ver con ese fallo. El procurador cumple su periodo el próximo mes de enero y por eso, con o sin sentencia a su favor o en su contra, es necesario buscar quién ocupará su silla.

El mecanismo de elección es el siguiente. La Corte Suprema, el Consejo de Estado y el Presidente envían un candidato. Luego, esa terna va al Senado quien toma la decisión final. Se suponía que los nombres de las altas cortes se harían públicos el pasado 31 de agosto. Sin embargo, el cambio del ajedrez político complicó las cosas.

Las cortes habían hecho un proceso abierto para elegir a su candidato y decenas de juristas mandaron su hoja de vida. Sin embargo, hace un par de semanas el ambiente se encrispó. Los senadores conservadores se reunieron y decidieron mandarle al presidente su propia terna. El mensaje quedó claro. Los azules no están dispuestos a perder esa entidad.

Los magistrados leyeron ese mensaje y decidieron ser cautos. En ambas cortes suenan candidatos liberales, muchos con gran trayectoria y prestigio. El Consejo de Estado eligió este miércoles a Fernando Carrillo. El ex ministro de Justicia es un candidato de quilates, que goza de gran prestigio en el alto poder y que tendría juego en el Congreso pues lleva en la arena política desde hace décadas. Pero no pasa lo mismo en la Corte Suprema. Allí hay tres pesos pesados, todos con igual posibilidad de quedar a este momento. Uno de ellos es el ex vicefiscal Jorge Perdomo. El penalista tiene un plus y es que conoce a algunos magistrados, en especial los de la sala penal, desde hace años pues en su rol en el bunker tenía que trabajar con ellos.

Esa cualidad también es un contra pues se dice que al menos dos magistrados se quieren declarar impedidos pues sus familiares trabajan en la Fiscalía. A uno ya le aceptaron el impedimento. Esto, en el momento en que se está hablando de destituir a Ordoñez por esa razón, no es un detalle menor. Sin embargo, Perdomo cae bien y tiene respaldos. Se considera que es de la casa Gaviria, y en caso de que quede ternado tendrá que competir por ese apoyo con Carrillo, quien es del kínder desde hace décadas.

El segundo es el expresidente de la Judicatura Wilson Ruiz, quien también se podría decir juega en su cancha pues hasta hace poco ocupaba una silla en el Palacio de Justicia. Ruiz se mueve bien y se sabe que ha ganado apoyos políticos. Y tiene una enorme ventaja sobre sus competidores: es conservador. Aunque no se veía como favorito al inicio de la competencia, ahora esa característica le ha dado valor. Y tiene un plus importante en esas toldas y es que en la división del conservatismo por cuenta de la paz y de las últimas salidas de Ordóñez, él le cae bien a ambos bandos.

El último es el expresidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Humberto Sierra Porto. El abogado cartagenero es quien más pergaminos tiene para ese cargo. Dirigió la Corte Constitucional y es uno de los mayores expertos del país en la protección de los derechos humanos. Tiene la habilidad de moverse bien y goza de prestigio académico, algo que no es fácil de combinar. Y por ahora, ha sido el favorito. Su contra es ser liberal.

Se espera que la decisión en la Suprema salga el próximo jueves cuando los magistrados se reúnen en Sala Plena. Si todo resulta como se anticipa a final de semana, se conocerá la mayoría de la baraja para la Procuraduría. Ante ese panorama lo más seguro es que el presidente también tenga que saltar al agua. Allí suena Eduardo Pizano, pero en la Casa de Nariño están revisando si cumple con los requisitos para el cargo.

Cuando esos tres nombres se concreten comenzará una de las peleas electorales más interesantes de este año.

Más en MSN:

"Ordóñez se opone de manera abusiva al plebiscito por la paz"

Más de Semana

image beaconimage beaconimage beacon