Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La demanda que Leonel quiere cobrarse ganando la final

logotipo de Semana Semana 06/06/2015

El técnico del DIM tiene demandado al Deportivo Cali, equipo con el que se verá en la final de la Liga Águila. Leonel quiere cobrar en la cancha lo que pretende ganar en los estrados.

Leonel Álvarez.  Foto: Archivo SEMANA Leonel Álvarez. Foto: Archivo SEMANA

El estadio Atanasio Girardot estaba a reventar. Faltaban pocos minutos para que el Deportivo Independiente Medellín y el Deportes Tolima saltaran a la cancha. Ambos equipos se jugaban un cupo a la final del fútbol colombiano y los periodistas del Carrusel Deportivo de Caracol, uno de los programas radiales más escuchados del país, le dieron paso a Leonel a Álvarez.

Los hinchas seguramente esperaban que el técnico se refiriera al partido de infarto que estaba a punto de comenzar. Pero la conversación tomó otro rumbo. Leonel dijo que si pasaba a la final esperaba encontrarse con el Deportivo Cali. La razón: un dinero que el club le adeuda.

“Ha habido una injusticia. Cuando uno se gana las cosas al menos por inteligencia deberían pagar lo que deben. Ya lo otro lo dejamos en las manos de la justicia. Todavía estoy esperando que me paguen la Sudamericana”, dijo.

Como se sabe, el partido contra el Tolima lo ganó el DIM. Y desde la otra llave, en la que se enfrentaban Cali y Millonarios, se cumplió el deseo de Leonel. El Cali de Fernando 'El Pecoso' Castro pasó a la final luego de una tanda de penales.

No es común que un técnico hable de dineros y menos antes de iniciar un juego en el que se concentra tanta presión y adrenalina. Sin embargo, la molestia de Leonel con el Cali venía de tiempo atrás y solo ahora, tal vez con ocasión de su contratación como entrenador del DIM, es que ha tenido los micrófonos disponibles para desahogarse.

Leonel fue técnico del Cali para las temporadas 2013-2014. En el torneo finalización, las directivas del equipo decidieron despedirlo. Los números de Leonel, no obstante, fueron mucho más que aceptables. De 47 juegos disputados ganó 20, empató 20 y perdió 7. El presidente del Cali, Álvaro Martínez, planteó un despido con justa causa.

“Decidimos rescindir el contrato de Leonel Álvarez con justa causa. Los motivos son de manejo interno y sólo los tocaremos con los abogados inmiscuidos en el asunto. No los ventilaremos a la luz pública”, dijo en su momento Martínez al portal de noticias del Deportivo Cali.

Líneas más adelante dijo: “A parte de la justa causa nosotros le hemos comunicado al Señor Andree Romano (su empresario) que Deportivo Cali estaría dispuesto a un arreglo económico como siempre se hace en estos temas laborales. Eso independientemente de su demanda y su pretensión de cobrar todo el contrato. Leonel tiene derecho a demandar”.

Las directivas del club argumentaron luego que Leonel le había permitido a los jugadores tomar cerveza en plena concentración antes de un viaje a Chile. El escándalo lo desató Vladimir Marín, a quien sorprendieron ingiriendo licor.

La respuesta de Leonel, desde el principio, fue que se trató de un acto de indisciplina de un solo jugador, hecho que él mismo como entrenador rechazó y condenó, al punto en que le prohibió a Marín viajar con el resto del plantel a Chile.

Lo cierto del caso es que, además del contrato, el equipo le debía a Leonel dineros de premios por participación en certámenes internacionales. Y eso es lo que, dice él, aún no le han cancelado.

Álvarez ha dicho que respeta al equipo y al entrenador con el que se enfrentará este miércoles. Pero tampoco se ha mordido la lengua para asegurar, en varias ruedas de prensa, que tiene muchas ganas de ganarle al Cali, dándole a la final un toque adicional e inusitado: el de una vieja espina que no se ha podido sacar.

Más de Semana

image beaconimage beaconimage beacon