Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las claves de la acusación contra Rafael Uribe Noguera

logotipo de Semana Semana 19/12/2016
Rafael Uribe Noguera © Archivo particular Rafael Uribe Noguera

Estos son los puntos esenciales del escrito que presentó la Fiscalía contra el responsable del crimen de Yuliana Samboní. Piden 60 años de cárcel.

El caso penal que adelanta la Fiscalía por el doloroso crimen contra Yuliana parece estar casi resuelto. Rafael Uribe Noguera confesó ante el ente acusador su responsabilidad en los hechos. Paralelamente, el organismo presentó ante el juez un escrito de acusación de 38 páginas en el que recoge las pruebas principales del caso.

Más en MSN:

Habla el hermano de Rafael Uribe Noguera

La dura y desconocida vida de los Samboní 

Cinco mentiras sobre el caso de Yuliana

El material recaudado por la Fiscalía permite resolver muchos de los interrogantes que se habían planteado inicialmente. El organismo logró atar la mayoría de los cabos sueltos de la investigación, comprobar muchas hipótesis y descartar otras. Semana.com conoció el escrito y presenta un resumen de los datos más importantes que este arroja.

1. Las horas en que ocurrió todo: Durante la primera semana hubo gran confusión sobre la cronología exacta de los hechos. Con los videos de las cámaras de seguridad, la Fiscalía reconstruyó casi minuto a minuto qué había pasado ese fatídico domingo. La pequeña Yuliana y sus dos amiguitos salieron a jugar a la calle en Bosque Calderón a las 8:30 am. Rafael Uribe sale de su apartamento en la calle 64 a las 9 de la mañana y a las 9:12 llega al barrio en una camioneta Nissan X-Trail y rapta a la niña. A las 9:30 am, el mismo vehículo ingresa al parqueadero, pero no desciende y vuelve a salir. Al otro apartamento Equus 66 llega a las 9:40 de la mañana. A las 10:30 llega un domicilio que llega a las 11:00 am. A las 11:40 am Uribe Noguera sale del apartamento a pie rumbo al otro apartamento de la 64. A los 20 minutos, el arquitecto vuelve a salir vestido distinto a como entró y con un morral al hombro. A las 12 del día regresa nuevamente a Equus 66. La acusación no detalla lo que sucede en horas de la tarde.

2. Las causas de la muerte: Medicina Legal entregó rápidamente los resultados de las investigaciones sobre el deceso de Yuliana. La Fiscalia adjunta el informe pericial de la necropsia que concluye que la muerte se produjo por “asfixia combinada por sofocación y estrangulamiento asociada con signos de actividad sexual violenta”. El escrito de acusación desmiente los rumores que se publicaron días después de los hechos que afirmaban que dos personas habían participado del crimen. También asegura que las lesiones que tiene el cuerpo son producto de los actos sexuales violentos “sin que ninguna de estas corresponda a huella de mordedura”, como se había dicho inicialmente. 

3. El crimen sí es un feminicidio: La Fiscalía sostiene que la calificación del delito cometido por Rafael Uribe Noguera es un “feminicidio agravado”. El ente acusador argumenta que Yuliana fue víctima de “la tradición de discriminación que afecta a las mujeres, bajo un contexto de dominación y subordinación que se extiende a todos los espacios de la cotidianidad”. Agrega que este es un claro ejemplo de una agresión que se sustenta en la desigualdad que estructural e históricamente ha afectado a las mujeres, coartando sus vidas, su integridad personal, su dignidad y el libre desarrollo de su personalidad. En ese contexto sustenta la acusación de feminicidio pues Rafael Uribe Noguera acabó con la vida de Yuliana “una menor víctima de desplazamiento forzado, de tan solo siete años de edad, que, residía en una zona marginal de la ciudad de Bogotá, condición que fue aprovechada por el autor para perpetrar el crimen”. Agrega que Uribe Noguera hizo uso de su poder y de su fuerza para aprovecharse de una menor de edad, y por eso su conducta es agravada.

4. ¿De dónde salió el aceite? Uno de los hechos que mayor repudio y sorpresa causó en la opinión pública fue la revelación de que el cuerpo de la niña y la escena del crimen estaban cubiertos de aceite. La Fiscalía investiga si esto se hizo para borrar las huellas del crimen, sin embargo, en el escrito de acusación presenta una información importante dentro del proceso. Se logró probar que el aceite fue pedido en un domicilio a las 10:30 de la mañana a una tienda del barrio, a la que también se solicitó un encendedor y una caja de cigarrillos. El domicilio fue entregado a las 11 de la mañana en el apartamento 603 del edificio Equus 66. El dueño de la tienda aportó el recibo y los investigadores recibieron el testimonio del que lo entregó. Este aseguró que Rafael Uribe Noguera se lo recibió en la puerta. 

5. ADN, la prueba irrefutable: Aunque La Fiscalía tiene 70 pruebas que demuestran la responsabilidad de Rafael Uribe Noguera en los hechos, hay una que tiene mucho más peso que todas las demás. Se trata del análisis de ADN que tiene Medicina Legal. “El ADN encontrado en el cuerpo de la menor que corresponde con el del acusado”, sostiene uno de los puntos de la acusación contra el arquitecto.

Más de Semana

image beaconimage beaconimage beacon