Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las preguntas más frecuentes al hombre de los dos penes

logotipo de Semana Semana 15/05/2015

El hombre de los dos penes, de identidad desconocida, está dispuesto a responder cualquier tipo de pregunta en las redes sociales.

La primera vez que el hombre de los dos penes dio a conocer su particularidad, lo hizo a través del portal web Reddit, donde explicó que tenía dos penes y recibió 3.530 comentarios y preguntas. La página web no le permitió recibir más interacciones, por lo que creó un perfil en las redes sociales Twitter y Tumblr.

El hombre de los dos penes no quiere revelar su identidad, pero sigue en contacto con personas del mundo entero: tiene 2.861 tuits y 27.500 seguidores en Twitter, quienes quieren saber de él y de su experiencia con la difalia o la condición de vivir con dos penes. Las siguientes son las preguntas que más le formulan:

¿Conoce a alguien que también tenga dos penes?

No, aunque he leído sobre algunos. Igual soy el único que conozco que tiene dos penes.

¿Por qué no se hizo quitar el pene extra?

¿Por qué? Pues porque los dos funcionan. Podría decir que el derecho es el dominante, pero la verdad es que los doctores no estaban seguros de cuál de los dos era el dominante.

¿Lo muestra en público, como por ejemplo en un baño?

No. En lo posible, uso el cubículo en baños públicos. Contrario a lo que la gente piensa, los hombres sí miran. Es una mentira cuando dicen que nadie mira, algunas personas lo hacen. Lo sé porque ya me pasó y pues no puedo controlar de dónde orinaré, entonces saco los dos.

¿Por qué no hace porno?

Mi dignidad no tiene precio. En ese ambiente pasas de ser único a convertirte en una novedad, no deseo explotarme de esa forma. Cuando llegó el momento de tomarle fotos a mis penes y publicarlas en Internet… lo hice porque, sin ellas, nadie me hubiera creído, además me pareció que valía la pena educar a la gente, explicarle que esta condición existe y no se trata de un fenómeno o de algo desafortunado.

¿Cree que el hecho de haber nacido con dos penes lo hizo bisexual?

No lo creo. Siempre he tenido dos toda mi vida, entonces es muy difícil tratar de imaginarme cómo hubiera sido de otra forma.

¿Cómo puede salir con dos personas? ¿Alguna de ellas siente celos?

La comunicación es clave, siempre es mejor ser honesto y abierto, si no nadie será capaz de asumir algo. Ni él, ni ella han sentido celos, yo tampoco lo he vivido hacia ellos y ya estaban juntos antes de que me conocieran.

Algunas personas señalan que sus fotos son falsas y alegan que publique un video. Usted dijo que no lo haría, ¿qué piensa al respecto?

No me molesta para nada. Mi anatomía no necesita que alguien le crea para que exista y no tengo algún deseo de crear videos, con mis fotos es suficiente. Además a este punto lo que me interesa en realidad es el mensaje, el conocimiento y la comprensión. Quiero que me tomen como fuente de inspiración.

¿Algún día publicará una foto de su cara?

Definitivamente no. Ya he visto demasiadas reacciones, algunas son respetuosas, algunas enojadas y otras decepcionadas. Hay cosas que simplemente no pueden ser entendidas.

Para poder entender cómo dos penes pueden impactar tu vida, más allá del aspecto físico y sexual, tienes que tenerlos. Hay mucha gente, en especial hombres, que cree que tener dos penes haría que su vida fuera grandiosa; no es así con la mía. Cuando mis compañeros de colegio se enteraron, mi vida fue un infierno. Apenas me gradué me revelé y me “apropié” de mis penes, dejé de ser yo mismo, empecé a ser conocido por ser el hombre de los dos penes. No me creían y me pedían pruebas.

No interesa lo que dijera o hiciera, era simplemente el hombre de los dos penes. Para ser honesto, el hecho de tener dos penes no hace que se destruya toda mi privacidad, no evita que se me juzgue de una forma u otra. Las personas crean expectativas por lo que conocen y mis dos penes son parte de mí, no son todo lo que soy.

¿Por qué hizo pública su historia?

Hay demasiado prejuicio y ridiculización hacia las personas por hechos que el hombre no puede controlar. Deformidades, anormalidades médicas, condiciones mentales y un montón de otras situaciones.

Muchas personas deben mantener cosas en secreto porque si alguien los descubre, les cambiaría la vida y no siempre para bien. Hay otras que viven con miedo de lo que se pueda pensar de ellos, alguien tenía que golpetear la esfera del mundo para llamar la atención. Pensé que así podría hacer la diferencia.

He recibido muchos mensajes de personas que me agradecen, hago que la gente se sienta mejor, hago que alguien reflexione sobre algo y puedo entenderlos.

La rara condición de vivir con dos penes

Le llaman Triple D. Es un estadounidense de 25 años que vive con la extraña condición

El hombre sufre de difalia, una condición que de acuerdo a un reporte de la revista médica británica BMJ padece uno de cada cinco millones de hombres en el mundo.

"Mi vida nunca volvería a ser la misma si permito revelar mi identidad", le dice a Newsbeat, programa de la BBC, así que acordamos que su identidad sería anónima para este artículo.

Señala que no quiere convertirse en blanco de chistes o en una rareza.

"A no ser que yo fuera a tener sexo con usted, usted no sabría nunca que tengo dos penes. Sería raro que cualquiera lo supiera".

"Especial y único"

Mientras Triple D crecía, sus padres le dijeron que él era "especial y "único".

Recuerda que se sentaron frente a él y le pidieron claramente: "No juegues al doctor con nadie, no te quites los pantalones delante de otra gente".

Nos cuenta además que los primeros años logró mantener su condición en secreto pero que cuando sus compañeros lo descubrieron en la secundaria, pasó momentos muy difíciles.

"Al principio no quería que la gente en la escuela lo supiera porque yo no quería herir los sentimientos de nadie", explica.

"No quería que otros jóvenes estuvieran celosos o se sintieran mal porque ellos no tenían dos penes. No se me pasaba por la cabeza que me pudieran odiar porque yo tenía dos, o siquiera que fueran a pensar que yo era raro.

"El tema no salió hasta que una chica con la que estaba saliendo hacía un tiempo quiso llevar la relación más allá. No había pensado en eso, trataba de evitarlo. Fue en ese momento que pensé que tal vez ella no podría manejarlo, que se iba a asustar".

A los 16, según dice, consideraba mandarse quitar uno de sus penes.

"Las chicas estaban empezando a mirar a mi ingle mucho más, yo lo negaba.

"Me hubiera gustado que mis padres me hubieran explicado claramente que la gente se burla de las cosas que no entienden. Siempre he tenido esto, esta es mi vida. Cuando miro hacia abajo, lo que veo me parece normal a mí".

Al preguntarle sobre por qué está dispuesto a hablar de sus dos penes pero no a revelar su identidad, responde que toda la gente sabría quién es y tendrían expectativas particulares.

Triple D publicó un libro llamado "Double Header: My Life with Two Penises" (Doble cabecera: mi vida con dos penes, en su traducción en español) en el que da una completa descripción de cómo enfrentar la difalia.

"Bastante bisexual"

Triple D dice que ha tenido más de 1.000 parejas sexuales.

"Quería hacer lo que fuera, con quien fuera, y con quien quisiera estar conmigo. Se trataba de controlar el asunto, realmente aceptando quién era yo y usando mis penes. Hubo situaciones en las que la gente se espantó".

Triple D se describe a sí mismo como "bastante bisexual" y dice haber participado en relaciones poliamorosas - en las que la relación romántica y sexual no es exclusiva a una persona.

De hecho dice que su relación más estable y larga fue con una pareja.

Las cosas de cada día como comprar ropa interior son todo un tema, así que deja claro que no usa ropa interior.

"Ambos penes son completamente funcionales", explica, "puedo orinar y eyacular con los dos al mismo tiempo".

"Entrar en la industria del porno se me cruzó por la cabeza. Conozco gente que ha trabajado en la industria del sexo y algunos que conocen mi condición, pero es algo nunca visto y no quiero ser una rareza".

"Mi dignidad no tiene precio".

Más de Semana

image beaconimage beaconimage beacon