Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los verdaderos costos de viajar fuera del país

logotipo de Finanzas Personales Finanzas Personales 23/12/2015

No sólo se trata de hacer el presupuesto para el hospedaje, la alimentación y los tiquetes. Planear un viaje internacional tiene unos costos de los que usted puede no ser del todo consciente.

¿Quiere viajar sin importar a dónde, pero que sea barato? ¿Quiere viajar sin importar a dónde, pero que sea barato?

Siempre que se piensa en viajar, especialmente a nivel internacional, cualquier turista tiene que tener unas precauciones básicas para planear su viaje: desde saber cuáles son los documentos que se requieren, la vigencia del pasaporte, el presupuesto que puede llegar a gastar en el país al que va así como conocer los datos básicos como la temperatura, el idioma y las condiciones de vida.

Entonces, una vez se convence, usted empieza a estimar los gastos que va a tener que asumir para establecer si sí alcanza o si mejor busca un destino internacional. En caso de que la respuesta sea positiva, usted se dispone a verificar absolutamente todo: mirar su cuenta de ahorros, revisar el pasaporte y verificar cuáles son los sitios turísticos a los que podrá ir.

Pero entre una cosa y la otra, se le escaparán algunas tarifas que, por desconocimiento, tiene que asumir. Por un lado, puede tratarse de tarifas que usted no calcule en su presupuesto así como otras que usted desconoce cómo se calculan y, una vez regresa al país y se queda pensando en la cantidad de dinero que gastó, se da cuenta que terminó gastando más.

FP recomienda “¿Efectivo o tarjeta para pagar en el exterior?”.

Esto sucede porque, por lo general, sólo planea los costos del viaje, como tal, e ignora aquellas tarifas que van implícitas en el procedimiento de compra y de preparación. Entonces, aquí le dejamos una lista de todo lo que tiene que tener en cuenta para que sea consciente del presupuesto total y así mismo, busque las mejores alternativas para intentar ahorrar un poco.

•Tarifa IATA

Cuando usted compra un tiquete aéreo internacional, el costo no es el mismo de un destino nacional. Bueno, por un lado, es evidente que es por las distancias, pero por otro, es porque también se maneja un cobro distinto: “Es importante resaltar que ahora la tasa de cambio que aplica para la venta de tiquetes internacionales, a través del Sistema BSP de IATA, es la tasa oficial publicada por la Superintendencia Financiera al cierre del día anterior a la venta y se modifica diariamente”, explicó Juan Carlos Villate, gerente de IATA para Colombia y Ecuador.

Esto quiere decir que cuando usted compra tiquetes aplica la TRM que establece la Superfinanciera y no debe ser ninguna otra. Por ejemplo, antes existía un “dólar IATA” pero hoy ya no aplica. Según Villate, “antiguamente, cuando había bastante más variación del cambio peso-dólar, había un sistema que fijaba el precio de los boletos en función del pronóstico a futuro del tipo de cambio.

Se creó para proteger a las dos partes (aerolíneas y agencias) ya que estaban expuestas a las variaciones de divisa a veces para periodos de hasta 45 días. La tasa a futuro si fijaba un grupo de expertos económicos. Se denominó como “Tasa IATA” posiblemente porque la venta realizada por las agencias se hace a través del BSP de IATA. Este esquema desapareció en el 2012”.

Al respecto, la experta María Lara, directora de Asuntos Corporativos de LAN Colombia, recuerda que “esta tasa corresponde al precio de todos los tiquetes en el mundo. En el caso de tiquetes comprados en Colombia el cobro se hace en pesos”.

•Uso tarjeta débito

A diferencia de la tarjeta de crédito, que usted se endeuda por usarla, puede considerar que retirar efectivo en el exterior o pagar con ella, le resulte mucho más económico. Pero lo cierto es que debe tener en cuenta que también existen unas diferencias en lo que corresponde a la tasa de cambio.

Juan Gonzalo Tobón, gerente de Estructuración y Desarrollo de Producto Débito y Prepago de Bancolombia, explica que “se debe tener en cuenta que las transacciones en moneda extranjera se convierten a dólares de los Estados Unidos, a la tasa definida por la franquicia en el momento de la transacción, y estos son convertidos a moneda colombiana a la TRM del momento del pago o retiro”.

Hasta aquí, parece que no hay inconveniente, pero tiene que ser consciente que el simple uso también le genera unos costos: “Para los retiros en el exterior, tanto el adquirente como el emisor cobran comisión, entonces el cliente está expuesto a tres comisiones (emisor, adquirente y conversión de moneda)”, explica Tobón.

Así, no se confíe en retirar dinero en cajeros automáticos de bancos extranjeros porque todo puede resultar mucho más caro de lo que cree. En cuanto a los pagos, el experto de Bancolombia sugiere “realizar compras en los comercios, ya que estos consumos no tienen un costo adicional como lo tiene un retiro en cajero, haciendo que la transacción de cara al cliente sea mucho más económica”. Pero, al igual, tenga en cuenta la diferencia con la tasa de cambio.

•Uso tarjeta de crédito

Usted tiene que ser consciente que cuando hace compras en el exterior la tasa de cambio varía como sucede en el país, día a día. Así, tiene que informarse muy bien porque puede que mientras usted planea su viaje el dólar esté en $2.900, pero cuando ya sea hora de viajar éste suba a más de $3.300, lo cual hace que su endeudamiento sea mucho más costoso. Además, que nunca se va a manejar la misma tarifa.

Esto puede resultar mucho más perjudicial cuando usted viaja a países europeos o donde no tienen el dólar como una moneda de cambio; porque implica hacer un cobro primero en euros –por ejemplo-, luego a dólar y finalmente a pesos colombianos, lo que, sin duda, hace que todo salga mucho más costoso (casi que el triple).

Ahora, tenga en cuenta que si usted no anunció a su banco que estaría fuera del país, por seguridad, pueden bloquear su tarjeta, lo que implicaría que usted tenga que llamar a Colombia, comunicarse con el banco y pedir que se la autoricen. (Haga cuentas del costo del minuto internacional).

No se pierda “Esta sí es la forma adecuada de usar la tarjeta de crédito”.

•Costo de trámites

Muchas personas se entusiasman cuando deciden salir del país, pero cuando empiezan a analizar específicamente cada uno de los costos que tiene que asumir: el pasaporte, si se requiere visa, demostrar que tiene los recursos suficientes como para no querer quedarse en el país, sus extractos bancarios (especialmente si se trata de viajar a la zona de los países Schengen).

Por ejemplo, haciendo cuentas rápidas, el pasaporte electrónico le puede costar $157.000 si lo hace desde Bogotá. Suponiendo que va a Estados Unidos, la visa le costará US$160, que con un dólar de $3.300 se traduce en $528.000. Súmele también que tiene que llevar los recursos suficientes para demostrar que tendrá el dinero para su estadía lo cual, aunque no es obligatorio, le ayudará a ingresar mucho más fácil (lo ideal es que sean cerca de US$50 u US$80 por día), así vaya “en plan mochilero”.

Entonces, en total, puede estarle costando $1’435.000 para un viaje de cinco días, solamente por cuestión de trámites, porque si le suma los tiquetes, el hospedaje y la comida, todo aumentará más.

•Comprar dólares

Uno de los principales errores que le pueden salir caros a los turistas internacionales es no conocer la tasa de cambio ni prever lo que puede suceder. Lo ideal es que usted, meses antes de su viaje internacional, se mantenga informado sobre lo que pasa con el valor de esta moneda. Así, puede considerar si es mucho más económico comprar los dólares con anticipación (porque están en un precio ‘bajo’) o si es mejor esperar un tiempo para que baje de valor. El no estar pendiente de esto puede hacer que su viaje se encarezca hasta el 20% más, en tan sólo ese corto tiempo de tres meses.

Otro aspecto que poco se tiene en cuenta es la opción de no hacer dos tipos de cambios. En ocasiones, las monedas de los países suramericanos suelen tener un nivel similar a la colombiana, por lo que resulta mucho más práctico que usted compre directamente la moneda del país y no comprar dólares para volver a cambiar.

MÁS EN MSN:  

Jugosa propuesta le hicieron a Ariadna Gutiérrez 

Brunéi, el pequeño país que condena con la cárcel el festejo de Navidad

Más de Finanzas Personales

Finanzas Personales
Finanzas Personales
image beaconimage beaconimage beacon